viernes, 3 de abril de 2009

7.35 de la mañana ****

(Nacho Vigalondo, España 2003)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Acabo de ver Los Cronocrímenes, el primer largometraje del español Nacho Vigalondo, que afortunada y sorprendentemente entra en su segunda semana en las carteleras de acá del rancho. Afortunadamente, porque es una excelente película. Y sorprendentemente, porque los exhibidores le siguieron apostando en la misma semana en que abre Monstruos vs. Aliens.

Antes de publicar mi reseña de Los Cronocrímenes (más adelante este fin de semana) quiero compartir con los lectores lo único que conocía de Vigalondo antes de ver su debut en largo; el corto 7:35 de la mañana, que tuve la fortuna de ver en 2008 en el Chicali Film Fest. A continuación la breve reseña que publiqué cuando ví este formidable corto:

Cuando fui a España siempre me parecieron extraños los bares donde la gente desayuna un pan tostado y un café antes de empezar -o continuar- su día de trabajo. Creí que era el único que pensaba así. Vigalondo nos lo dice con música.

7 comentarios:

Taquero Narcosatánico dijo...

Chingón el Vigalondo. Cuando salí de ver los cronocrímenes me puse a buscar los cortos de este director y creo que me volví fan. Este es mi favorito.

El Duende Callejero dijo...

Oh Joel, esos bares... Cantinas. Lo que sea... Y esos que no cierran jamás... Vino tinto a todas horas, todo el día, toda la noche... Amanecer en las ramblas, todo tan barato (si no es, claro, lugar turístico), y con tantas oportunidades para trabajar de lo que sea. Oh mierda, quiero irme otra vez pa' allá.

Joel Meza dijo...

Taquero, aún estoy por ver Domingo e igual, soy fan.

Madrid, el bar, 10 am: Oficinistas, estudiantes, señoras haciendo el mandado, trabajadores del camión de la basura en sus overoles anaranjados (el camión en doble fila sin problemas), más una pareja de recién casados mexicanos; la barra surte tazas de café, copas de vino y vasos de cerveza; platitos de pan tostado o galletas; pláticas, risas, pago y cada quien a lo suyo de nuevo. Extraño, Duende. Y también extraño.

paxton dijo...

Joel, necesito tu opinión en mi nuevo post de CPremiere, tú siendo uno de los pocos que están libres del pecado de robar películas.

Paxton Hernandez dijo...

Chale. Discutiendo con un compañero de trabajo sobre la piratería, me sale con argumentos de prepa. Chécate:





No lo sé…

El concepto de “piratería” no se m hace tan transparente…

El costo de un boleto de cine (mas sus agregados), así como el precio de un DVD, se m hacen excesivos!...

Ellos se quejan de q el comercio de copias no autorizadas es millonario… ´pos lo es más el de ellos! con sus copias autorizadas... casi es inmoral las tasas de ganancias q obtienen!..

:o)

La parte complicada es q, no todo lo q se ve en el cine, es cine… si hacen 100 mil copias no autorizadas de X men, poco importa… no es algo q sea trascendental…

Y, en el verdadero cine, normalmente, no se consigue en pirata!

Joel Meza dijo...

El argumento empieza bien: el concepto de piratería no es tan transparente. ¿Qué tal si le cambiamos de nombre a lo que verdaderamente es? Robo. ¿Así o más transparente?
Y sobre esa idea, ignoro por qué las autoridades se refieren al asunto como "piratería" e incluso los anuncios actuales en contra de la "piratería" nunca dicen que es un delito. Unicamente le dan por el lado de "qué vergüenza" ("¿qué le estás enseñando a tus hijos?"). Ninguna ley se refuerza con "vergüenza".

Las cuentas claras: Si es un delito, que lo digan claro e informen la sanción correspondiente. Acabo de pagar una multa por conducir con exceso de velocidad en mi rancho: $880 pesos. Si me dijeran: "qué vergüenza, es un imprudencia, qué le estás enseñando a tus hijos", ¿tú crees que voy a pensarlo dos veces la siguiente vez que "tenga prisa"? Pero castígame con $880 pesos... la comida de dos semanas para mi familia; tres tanques de gasolina; dos tanques de gas... no lo vuelvo a hacer, no hay "prisa" que valga la "imprudencia".
Las leyes se dictan para reforzar el mandato del Estado, que es preservar la vida de sus miembros. Eso es lo que tenemos que entender. El robo (la falta de respeto a la propiedad privada, pues) está penado porque, en algún punto de la cadena, la vida de al menos una persona está en juego.

El Duende Callejero dijo...

Mmm... Falta un pequeño asunto ¿Quién propicia la piratería? Pues la misma industria ¿Por qué, por qué, por qué? Porque en este mundo matraca, donde todo está supeditado a cadenas (aunque acá sean más que cadenas, impuestos, pagos, cobros, etcétera), para una empresa es más "productivo" (económicamente hablando), obtener un ingreso íntegro por medio de la comercialización ilegal de productos que, por la comercialización legal, donde la ganancia tendría que repartirse en tantas manos que al final, aunque se recupere la inversión por los derechos de una obra (que para que los ceda, a su vez tuvo que cubrir la inversión primaria para la realización de la obra, en la que por medio de un acuerdo se dice que un porcentaje elemental deberá ser respetado a pesar de ya haber quedado a mano por espacio de X años o meses o lo que fuera el tal acuerdo), simplemente no se tendría tanta ganancia como "filtrando misteriosamente" una copia, teniendo a los "dealers", a los que se les paga por la venta y reproducción... Y el resto es libre de impuestos en cualquier parte del mundo.

Y sobre discusiones de piratería, término que sigo sin entender, la verdad... La mayoría olvida (u obvia) el caso de Rusia (país donde el comercio ilegal de casi todo, es "legal"), y otros países europeos que, aunque no nos guste, tienen una especie de parche: el impuesto por la copia privada (un impuesto dispuesto a todo aquello que pueda ser usado para copiar algo, impuesto que el gobierno entrega a una especie de sociedad de autores que, año con año, regresa a los agremiados... Una idea que, se vea como se vea, propone una "solución" que aquí en México simplemente brilla por su ausencia en cualquier debate).

Y bueno, sigo... ¿Y qué decir de las Universidades? O en serio los que estudiaron una carrera profesional "compraron" todos los libros que usaron para sus materias y trabajos... ¿O sólo los leían en biblioteca? Fotocopiar un libro es robar un libro, pero matizamos.

Cuando estudié la maestría recuerdo que decía que todos seríamos M.Cs... Maestros en Copias... Porque no hicimos otra cosa que "robar" libros.

Jo.

Por eso insisto: no entiendo de qué hablan cuando hablan de piratería (y me da hueva preguntarlo).