domingo, 12 de abril de 2009

Agente Internacional **

(The International, EUA/Alemania/RU 2009) Clasificación 'B15'
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

En una escena clave (como se dice comúnmente) de Agente Internacional, un personaje igualmente clave le dice a Clive Owen, que aquí hace de agente de la Interpol, palabras más, palabras menos: "sólo la ficción debe tener sentido, la realidad no". Probablemente el mantra del director Tom Twyker y Eric Singer, su guionista, mientras trabajaban esta película que, sin duda, trataron de hacer lo más cercana posible a la realidad.

Veamos. Clive Owen es el "agente internacional" de marras, aunque el título original en Inglés parece referirse más a un banco que es investigado por la Interpol, no tanto al mentado agente, que de hecho sí anda de un lado para otro, hasta éso. Pues bien, al empezar la película, Owen se encuentra en una calle de Berlín, donde apenas acaba de saludar a otro agente compañero suyo, cuando éste cae muerto después de devolver las salchichas que se acaba de desayunar. Inmediatamente Owen llama por teléfono a Naomi Watts, que trabaja para un fiscal de distrito en Nueva York. Ella se deja venir a Berlín, donde se entera que un antiguo testigo de Owen para el mismo caso se murió después de contactarlo.

De Berlín, ambos se van a Milán, donde Owen saluda a un político italiano que, inmediatamente después, cae muerto de un balazo. Al seguir al asesino, Watts, caminando junto a Owen, es atropellada por un carro, aunque sólo sufre algunos moretones. De ahí los dos vuelan a Nueva York, donde Watts le presenta a dos colegas policías. Owen no termina de presentarse cuando uno de ellos es abatido a balazos por unos matones que, de la nada, aparecen en el Guggenheim armados de metralletas. Resulta que Owen ha seguido hasta el museo al asesino del político italiano, pero no bien acaba de cruzar un par de palabras con él, el asesino a sueldo es abatido por los matones en una escena sensacional que despedaza medio museo y, milagro, no usa en ningún momento la cámara tembeleque ni la edición de pica-lica que se ha puesto de moda en los últimos años.

A estas alturas, más de una hora de película, la verdad el asunto del banco corrupto que investigan Owen y Watts ya no me interesaba. Más bien esperaba el momento en que el personaje de Owen, Louis Salinger, le confesara a Naomi Watts que su verdadero nombre es Pedro Chávez y que mejor se alejara, por esa maldición que tiene de que a todo el que se hace su amigo le va como en feria.

Mi teoría es ésta: llegó un momento en que el estudio fue a ver qué estaba haciendo Tom Twyker, se dieron cuenta que ya había viajado por media Europa y hasta Nueva York, matado a más de la mitad del reparto internacional y la película seguía sin terminar de presentar el tema. Así que le dijeron "mete una buena escena de balazos, mata al resto del reparto y ponle unos recortes de periódico al final explicando todo lo que no pudiste contar en dos horas."

¿Y Naomi Watts? seguramente preguntaron Clive Owen y Tom Twyker. La respuesta del estudio, sin duda: "¿Qué te ha dado esa mujer...?"

15 comentarios:

Ana A. dijo...

Joel, como siempre me encanta leerte, me divierte tu forma tan "ligerita" de escribir.
Ahh, leí por ahí que la escena del Guggenheim es buenisima, habrá que verla.
No creo que a los banqueros les convenga tronar a la gente desde el principio, primero los exprimen y ya luego los truenan. (jajaj, que mal chiste)

Joel Meza dijo...

Tienes razón, Ana: he ahí la razón de que no hubieran tronado a Clive Owen desde el principio. Seguramente todavía les debía un montón en intereses...

adayin dijo...

"mete una buena escena de balazos, mata al resto del reparto y ponle unos recortes de periódico al final explicando todo lo que no pudiste contar en dos horas."

Jajajaja... la quiero ver... Tus dos estrellas casi me convencen a darle la vuelta, pero con ese comentario ya me revivieron las ganas

Joel Meza dijo...

Mi trabajo está terminado, entonces.

miguel dijo...

Una vez mas...."Gracias Joel". Me ahorraste la ida al cine!!!; Ahora me voy a esperar a que la pasen por el Dish....y si tengo tiempo, la veo.
Salud!!!!...os
Miguel

Amigos de la Vid

Joel Meza dijo...

Bueno, no es la intención (al menos esta vez) evitarles la ida al cine, Miguel, o en el caso de Sergio/adayin, hacerlos ir al cine, sino intercambiar impresiones.
Eso sí, de esta cosa a Duplicidad (la otra de Clive Owen en cartelera esta semana), definitivamente Duplicidad.

Es más, pa' qué ando con rodeos: recomiendo Duplicidad; Agente Internacional, no.

Tyler dijo...

demonios, nada mas por la balacera en el Guggenheim se me antoja...

mmmhhh naaa, mejor me espero al canal 5 jeje!

Joel Meza dijo...

Espero que Twyker recapacite y saque un corto llamado: Balacera en el Guggenheim. Ese sí lo recomiendo ampliamente.

Paxton Hernandez dijo...

¿Qué le pasó a Tykwer?

SNIFFF!

Joel Meza dijo...

Por cierto, esta es la primera película que le veo. Nunca ví Corre, Lola, Corre en su momento.

Paxton Hernandez dijo...

O_O

O_O

El Duende Callejero dijo...

Jo.. Corre Lolo Corre ¿Es Shakespeare a la mejicana, no?... Jo... ¿Viste el video de It's My Life de Bon Jovi? It's My Liiiiiife... And It's Now or Neva'... I don't Wanna Live Foreva'... Esa.. Pos no necesitas chutarte la hora y media de metraje de Corre GC Corre femenino (quesque, en esa película nunca me quedó claro si en verdad era "femenino"). Con Bon Jovi sobra y basta y chance y hasta bailas un rato.

Y por ahí hay una mama... Perdón, película mejicana que también salió con esa "ideo-ta".

Àlex Frias dijo...

No he visto esta peli Joel, pero parece una reelaboración de la idea de las historias de espionaje de Jason Bourne. También he escuchado que la escena del Museo Guggenheim es magnífica, tal vez lo único por lo que valga la pena ver la película.

Rafa Ibarra dijo...

Pue eso sí, qué paseadota se dieron para filmar la película.

Personalmente creo que este Clive Owen siempre actúa igual. Como Nicolas Cage, no cambia su expresión nunca. Le dejan toda la chamba al espectador de imaginarse lo que estará sientiendo el personaje.

Chidos los cortometrajes que hizo para la BMW. Ahí sí se valía pegarle al mamuca, trayendo a Madonna rebotando por todo el carro, jajaja.

Saludos.

El Duende Callejero dijo...

Y que me gustó la película. Jo.