miércoles, 8 de abril de 2009

Godspell ***

(Godspell: A Musical Based on the Gospel According to St. Matthew, EUA 1973)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Tratando de salir un poquito de las opciones que regularmente se programan en estas fechas de Semana Santa, encontré el DVD R4 de Godspell, el otro musical sobre Jesús estrenado también en 1973.Qué puedo decir de Godspell; simplemente es uno de mis musicales favoritos. Es justo que empiece así mi reseña para que usted, amable lector sepa de dónde vengo al comentar esta película.

Conozco la obra desde hace un cuarto de siglo, cuando disfruté y formé parte del musical montado por el grupo estudiantil de mi universidad. Me sé las canciones y los parlamentos de memoria y habiendo estado en una primaria marista, el Evangelio según San Mateo, en el que está basada, no me es ajeno.

Godspell presenta el ministerio de Jesús en una sola jornada, desde su bautismo hasta su muerte, a través de una serie de viñetas interpretadas por diez jóvenes neoyorquinos, hombres y mujeres, prefectamente intercambiables unos con otros, como de hecho ocurre durante la obra y la película. Excepto por Jesús, el único otro personaje definido a lo largo de la obra es Juan el Bautista, que se encarga de presentar a Jesús al mundo ("Preparad el camino del Señor") y que en algún momento del día se transformará en Judas, básicamente haciendo lo contrario: sacar a Jesús del mundo.

Realizada en 1973, la cinta no esconde su época, tanto en el estilo fotográfico y de montaje, como en los propios personajes: todos los jóvenes son básicamente hippies setenteros, ellos con afros escandalosos o bigotes y barbas descuidados, ellas con cabello largo suelto. Si bien al inicio de la película todos caminan por las calles atestadas de Nueva York vestidos de acuerdo a la época, al ser "llamados" por Juan el Bautista, el resto de los neoyorquinos desaparece de la vista y los ocho elegidos, una suerte de apóstoles para Jesús cambian instantáneamente sus ropas por disfraces de payasos heredados de alguna comuna hippie.

La secuencia inicial de panorámicas citadinas me recuerda a las primeras escenas de Tarde de Perros (Lumet, 1975), mostrando distintas escenas de la vida diaria, sin enfocarse en algún personaje en particular, hasta que la toma se centra en el "elegido" en cuestión. Juan es el único personaje que desde el inicio mantiene su apariencia estrafalaria y en una edición que no tengo idea cómo habrá sido vista en su momento y que ahora se antoja ridícula, aparece y desaparece frente a cada futuro apóstol, llamándolo a la fuente donde será bautizado.

Aquí es donde aparece Jesús (Victor Garber, a quien usted probablemente recuerde como el diseñador del Titanic -Cameron, 1997 y más recientemente como el alcalde Moscone en Milk -Van Sant, 2008), con formidable afro, semidesnudo y que al ser bautizado reaparece vestido con una camiseta azul y una "S" de Superman estilizada, pantalones y zapatos de payaso. Su cara está maquillada y parte de la iniciación de sus apóstoles consiste en pintar sus caras, de uno por uno, hasta que todos tienen algún dibujo, tal como una flor, una estrella, un rayo, etc.

A partir de ese momento el grupo se dedicará a recrear principalmente sermones como el de la montaña, parábolas como la del sembrador, la del hijo pródigo o la del buen samaritano, moviéndose de la mitad en adelante a pasajes de la vida de Jesús que lo fueron llevando al enfrentamiento con las autoridades judías y a la noche de su aprisionamiento y posterior muerte.

En mi opinión, lo valioso del musical es que tanto el libreto como las canciones son, con mínimas excepciones, extractos del Evangelio de Mateo, musicalizados (en su primer trabajo) por Stephen Schwartz, que posteriormente haría, entre otros, Pocahontas, El Jorobado de Notre Dame y El Príncipe de Egipto. La obra fue escrita por John-Michael Tebelak a partir de textos completos del Nuevo Testamento, reordenando algunas situaciones y creando el juego de que todos los actores en un momento dado pueden ser apóstoles, peronajes de alguna parábola, gente del pueblo, fariseos, doctores de la ley, demonios e incluso todos llegan a ser Jesús, o al menos ecos de Jesús.

Las canciones van del rock al ragtime, un poco de blues y una que otra balada. Las coreografías no son nada espectacular, más bien como juegos de gente que intenta montar una coreografía. Lo impresionante en la versión fílmica es la elección de usar a todo Nueva York como escenario, mostrando calles, avenidas, edificios y parques completamente vacíos (se debe haber filmado en fines de semana muy temprano por las mañanas).

Dirigida por David Greene, prácticamente su única película para la pantalla grande pero con una larga carrera televisiva y editada por Alan Heim, que en musicales también editaría Hair (Forman, 1979) y All That Jazz (Fosse, 1979), Godspell es un musical fílmico prácticamente perdido en el tiempo, eclipsado, seguramente, por Jesucristo Superestrella, estrenada el mismo año y con el mismo tema. Sin embargo, sus canciones son mucho más amables y, finalmente, más pegajosas. Es la Buena Nueva, después de todo.

25 comentarios:

Ana A. dijo...

¿¿¿Y dónde la puedo conseguir, a poco está en BB???

Joel Meza dijo...

Ahí la compré, en el botadero de las usadas, a menos de $50 pesos. Si no, supongo que en otras tiendas especializadas.

El Duende Callejero dijo...

Fíjese 'asté que no me acordaba que era Victor Garber (también apá de la Jennifer Garner en Alias), el Jesús.

Igual que 'asté, de los dos musicales jesuses, recuerdo mejor este que el pomposo del otro. Aunque el musical sigue siendo mi materia pendiente.

Y el título en español es la onda. Lo acabo de ver, precisamente, en ese centro de esclavitud llamado Walmart en botadero (y en Liverpool, en la sección especial para semana santa).

Qué asco de títulos.

Joel Meza dijo...

Efectivamente, Duende: "Godspell, Una Sensación Musical". Fosse nos coja confesados.
---
Jesucristo Superestrella me gusta, pero sí, más pomposo (Andrew-Lloyd Webber, al fin) y más complicado de ver, supongo, por ser ópera ("¿a qué hora van a dejar de cantar?"). En la tradición del mexicano, al menos, estamos un poco más acostumbrados a que entre diálogo y diálogo Pedro Infante y Jorge Negrete, o Pedrito Fernández y Tatiana, o bien, Lucerito y Luis Miguel, o ya de perdis los RBDs, se echen una que otra cancioncita para amenizar el ambiente.
---
A mí, en cambio, el musical es en lo que me aplico para seguir haciendo mi colección (y de paso como herramienta educacional de los críos). Ah, tengo pendiente la ópera genética, que tuve que quitar cuando uno de ellos se atravesó por la sala y quería sentarse a ver a "los piratas" cantando.

El Duende Callejero dijo...

Sí, como siempre he dicho: el musical es mi asignatura pendiente. No sé la razón (supongo que es más psicológica), pero para canciones un concierto... O de plano un disco: sin imágenes, pues.

Neuras mías.

Rafa Ibarra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paxton Hernandez dijo...

HAIR!!!!!!!!!!!!!!

Paxton Hernandez dijo...

Y te lo dice un cristiano. Je.

El Duende Callejero dijo...

Paxton: qué cochino.

Joel Meza dijo...

Rafa, no por nada Day By Day fue un exitazo a mediados de los '70s. (Por cierto, precisamente ahorita venía oyendo algo similar en el radio: My Sweet Lord, de Harrison.)

Paxton: Flow it, show it,long as God can grow it, my HAAAAAIIIR!!!!

Duende: He's just a hairy guy...

Àlex Frias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Àlex Frias dijo...

Me gusta mucho Jesucristo Superestrella, pero me gustaría ver también esta versión, que se nota muy hippie al igual que aquella. Y la producción musical parece de primer nivel. Espero verla pronto. Gracias por la recomendación Joel. Entonces fuiste actor bohemio en tu época de estudiante??

El Duende Callejero dijo...

Ah, por cierto... Ahora que andamos de "musicales"... Y que Wolverine dijo que "The Musical is Back" en algún lugar (me lo contaron, pues)... ¿Será?

En los tiempos mozos, cuando uno es tierno y hasta bonito, recuerdo que varias canciones de musicales eran, en efecto, éxitos radiofónicos. Ahora, con un puñado de musicales en línea, por más méritos que me pongan ante cada uno, pues como que no sucede lo mismo ¿No?

¿O qué canción de qué musical de los últimos 5 ó 10 años ha logrado ser un éxito a todo tren? Y eso que estamos en plena era MTV... Videos al por mayor... ¿Serán los de HSM? Porque no escuché como éxito ni una canción de HSM güarumo... Pero sí las de RBD.

Joel Meza dijo...

Alex, la propuesta de Godspell va más por el lado de trabajo "clown" y tiene muchas diferencias con Jesucristo Superestrella. En primer lugar, en Godspell todo es en tono festivo; se narra todo el ministerio de Jesús, mientras que en JS son sólo los últimos días. Godspell no es ópera y prácticamente es para todo público, niños y adultos, a diferencia de JS, que va dirigida a adolescentes y adultos.
---
Y más que actor bohemio, me tocó una época de estudiante bebedor que hacía teatritos...

Duende, yo creo que eso no ocurre desde los '70s. Pienso en éxitos de radio de esa década: Day By Day (Godspell); el propio título de Jesucristo Superestrella; Don't Cry For Me Argentina (Evita); Grease (a raíz de la película de Travolta); Xanadu (por ELO, no por la película, seguramente)...
En los '80s... pues ya no hubo musicales.

Joel Meza dijo...

Por supuesto, Aquarius (con The Fifth Dimension), de Hair.

Besos Azules dijo...

y que le pides a la cancion all for the best simplemente genial y esa toma final en el desaparecido world trade centar simplemente es genial esa pelicula

Joel Meza dijo...

Someone's got to be oppressed!
Yes, it's all for the best, Besos Azules!
Bienvenida por acá.

Carlos Tapia dijo...

exacto exacto quien no disfruta ver perder a los nazis caray recuerdo miles de peliculas que vi junto a mi padre (q e p d) como los cañones de navarone o 12 del patibulo o algo asi deberias hacer una reseña de estas peliculas

Joel Meza dijo...

Carlos, bienvenidO de nuevo, después de la pequeña confusión por los besos que resultaron cruzazulinos. Ah, las películas de la segunda guerra, también vistas junto a mi padre. Muy buen tema, por cierto. Gracias por la recomendación y poco a poco las iré reseñando en el blog (Los Cañones de Navarone, El Puente sobre el Río Kwai y El Gran Escape, tal vez mis tres favoritas, con héroes más grandes que la vida real, como dicen).

adriana-maria dijo...

hola tio!! soy adrianita ....me encanto lo que escribiste....es chistoso por que este va ser el musical que vamos hacer en mi escuela en la primavera...a ver si me puedes ayudar un poco con ella jajajajaja..
bueno aqui te mando un link de mi "blogspot"

http://adrmez.blogspot.com/

a ver si la ves y me dices lo que piensas de ella:)

bueno besitos a mis primitos, y mi tia:)
bye

Joel Meza dijo...

¡Hey, Adrianita! Siguiendo los pasos de tu teatrero progenitor, por lo que leo. Desde ahorita ya estamos tu tía y yo haciendo los planes para ir a ver el estreno.
Prepare ye the way of the Lord!

adriana-maria dijo...

jajaja ok primero esperemos que me escojan para un papel...

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Hindi CinemaBlog dijo...

Excelente reseña, Joel!
Qué buenos recuerdos haber sido parte de esa obra musical. Aunque esta película me encanta, la versión teatral tiene un lugar especial en mi corazón por razones obvias pero también por ser más breve y "to the point".
Saludos Godspellianos.
Aline

Joel Meza dijo...

¡Aline! Así que tú eres de la comunidad Hindi Cinema... ¡ahora definitivamente tengo que empezar a ver Bollywood!
La música y los textos de Godspell viven siempre en mi corazón, por cierto.