jueves, 8 de mayo de 2008

"¡Buon Giorno, Compadre!": El Viaje de la Nonna **1/2

(México, 2007) Clasificación 'A'
Calificaciones: **** Excelente ***Buena **Regular *Mala

Cuando usted vaya a Italia, ya sabe cómo saludar en el más puro estilo mediterráneo. Asegúrese de pronunciar, éso sí, correctamente: "¡Bonyorno, Compadre!!!" Sebastián Silva dirige esta comedia en donde una familia de clase media del DF recrea un pueblito italiano en el corazón de México, para cumplir a su anciana matriarca el sueño de visitar la tierra de su difunto marido, sin arriesgar, por un lado, la salud de la señora y por el otro, la egoísta tranquilidad de los parientes que no quieren hacer el viaje. El truco cobra vida gracias a la cada vez más mala memoria de la señora y a un equipo de filmación que se presta al engaño, con resultados más bien disparejos, tanto en la película dentro de la película, como en la propia cinta que vemos.

Definitivamente lo mejor de todo, junto con la premisa, es el personaje creado por Ana Ofelia Murguía, que le da una calidez nada empalagosa a la abuelita, y también transmite la angustia de quien va perdiendo la memoria en medio de situaciones perfectamente familiares. Menos entrañables resultan sus recuerdos privados, imaginados para nosotros como espectadores, con su difunto marido silbando una tonada popular italiana. Si no fuera por la devoción que Murguía le imprime a esos encuentros, la idea de esta señora buscando cumplir su promesa al esposo muerto nos podría importar poco. Pero como dice uno de los actores contratado como falso italiano, justificando su entrega al engaño: "me recuerda a mi abuelita..."

Más interesante y divertido, en cambio, resulta el esfuerzo por recrear el pueblo italiano en un set de cine, con la familia moviendo de un lado para otro a tres o cuatro actores, algunos extras y apenas algo de utilería ("... todas las tiendas de este pueblo venden lo mismo..."). Los simpáticos encuentros con los falsos italianos se suceden unos a otros en una frenética carrera colectiva por mantener la ilusión de la buena señora.

Sin embargo, al igual que en el pueblo de mentiritas, en la película las situaciones se vuelven tan repetitivas que no sólo la Nonna termina por darse cuenta de que algo no está muy bien que digamos (el cura y el policía tienen hermanos gemelos por todo el lugar). Digo, es ella la que no tiene buena memoria, no el público. Afortunadamente cuando uno empieza a desesperarse por tanta repetición, llega el previsible truene para que la historia dé un necesitado giro. Lo malo es que el apresurado final busca amarrar cabos sueltos en las relaciones familiares, cosa que, lamentablemente, se va casi en automático, por lo desdibujados que resultan la mayoría de los personajes (¿quién es hijo/hija/novio/novia de quién? Con razón la Nonna nunca termina por aprenderse el nombre de Mariana ¿o era Alejandra?).

El Viaje de la Nonna resulta una agradable comedia familiar, cuyos pocos excesos, que apuntan hacia cine "experimental" o "de arte" (esas referencias a Fellini, la poesía o el baile desenfrenado con música estridente, por ejemplo), no la echan a perder para el gran público. Además, merecería una mejor copia que la rayada, granulosa y oscura que se exhibió en el Cinépolis local y, por favor, una mayor distribución nacional.

21 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Es en las repeticiones donde la película se pierde en efecto. El mismo gag repetido 3, 5 veces, ya ni sé, se vuelve irritante.

y ¿qué onda con esa chafi realismo mágico de hueva? Todo eso rollo del esposo muerto y promesas... guácala...

El Duende Callejero dijo...

Mi religión me prohibe leer esta reseña. Lo siento.

Joel Meza dijo...

Paxton, sí, a los 45 minutos ya quería que se pasaran a lo que seguía. Y el chafismo mágico, pues como que viene junto con pegado a los nuevos clichés clasemedieros urbanos. Quitándole eso y poniéndole un poquito de trabajo a los demás personajes que rodean a la Nonna, es una buena comedia.

Duende, no se preocupe, no hay nada que no se le quite con dos inyecciones de penicilina. Gracias por el interés, éso sí. Y se extrañan sus artículos (el último fue el obituario del Powell).

H:S: Loaes dijo...

hueva

me dio hueva la nona, y me da hueva el tratar de no ser malinchista, peor tiene mucho flojera de por medio la inche nona.

y lo mismo digo, que nos dejen en paz si somos zoofílicos.

Paxton Hernandez dijo...

¿? ¿Cuál es la religión del Duende? ¿No ver cine mexicano?

Diezmartinez dijo...

Creo que sí: no es sólo su religión. Es el Sumo (sin albur) Pontífice de esa creencia.

Joel Meza dijo...

OK, este blog acaba de pasar a ser oficialmente B-15 o R, pa' los gringos.

Paxton Hernandez dijo...

No le entendí al albur.

:(

Joel Meza dijo...

En ese caso, regresamos a B (o PG-13).

Carlos Reyes dijo...

Yo tampoco entendi el chiste? o era chiste? Jajajaj

Pues soy al que mas le gusto de todos los que la han visto jajaja, me diverti muchisimo y estando en Guadalajara despues de ver tanta cosa mala en el fest de Guadalajara me parecio un alivio fresco.

Pero, si le veo cosas muy fallidas, tendre que verla de nuevo. Saludos!

Peliculini!
Buenona!

Joel Meza dijo...

(Peliculini, Buenona... no te digo; volvemos a B-15).

Sí, Carlos, a mí también me divirtió mucho, pero creo que tuve que poner más de mi parte de lo que uno da normalmente. Esas carencias que comentaba con Paxton son las que en mi opinión la hacen fallida como historia. Pero de que los chistes son buenos, son buenos.

(¿Qué, ya nadie alburea? Ahora ya ven por qué mi leit motif es "esta juventú..." Ahora resulta que Diezmartínez y yo somos una suerte de Chaf y Kely de la blogósfera...)

Diezmartinez dijo...

Ah, que juventú, tan falta de cultura popular/populachera. Lo dicho, Joel: ya parecemos el par de ancianos de Los Muppets, nomás que en versión alburera.

El Duende Callejero dijo...

Yo sí entendí el albur y no estoy viejo. Por cierto, estoy re-descubriendo a Yes. El Anderson, eso es lo que sobra en ese grupo.

Joel Meza dijo...

¿Anderson sobra? ¡Anderson es Yes! (Aunque verlos en vivo en el Union -¿1992? fue toda un revelación: Anderson y Squire cada vez más se parecen a mis tías. Por cierto, extraño a Wakeman.
Ah, hace mes y medio tuvimos en el Baja Prog en Mexicali a Circa: White y Kaye.)

El Duende Callejero dijo...

Lo siento... Yes, como grupo, me gusta mucho. Pero, tengo un problemón cada vez que Anderson abre la boca y comienza a tararear sus líneas... Insisto, lo siento. Es más, el Drama es un gran disco, lo disfruto mucho, quizá demasiado.

Más que Circa, me gustó Conspiracy... Pero no recuerdo (ni tengo a la mano el libretito), para saber qué Yes aparecen por ahí.

Josafat M. dijo...

No creo que haya alguien que quiera explicarte el albur, Paxton.

Joel Meza dijo...

Duende, sí, la voz de chipmunk de Anderson es un gusto adquirido. Yo no fui a ver a Circa, para mí Yes es Wakeman, y de White a Bruford, Bruford, por supuesto.
Por cierto, leyendo una de las reseñas de Speed Racer (de Jim Emerson, el editor de Roger Ebert), decía que los fondos parecen la reinterpretación de los fondos de la caricatura japonesa, por Roger Dean, el portadista de Yes. Chin, ya me dio curiosidad.

Josafat, ni modo, ahora sí que a Paxton y a Carlos, ni quién los ayude. Eso, simplemente, se mama...

Ernesto, ¿cómo estuve?

Diezmartinez dijo...

Ya pasó este blog a la clasificación R... Lo voy a tener que bloquear para que mi hija no lo lea.

Joel Meza dijo...

Sí, Ernesto, y yo lo voy a tener que bloquear para que mi mamá tampoco lo lea...

Duende, siguiendo con los comentarios sobre Yes -y aburriendo a los demás-, me entero que Conspiracy son Squire y Billy Sherwood (a) El Corrido. Por cierto, en el disco de Union -que tengo prestado a cambio de un concierto de Rush- tocan todos (ABWH, Squire, Rabin, White, Kaye y Sherwood, aunque este último no estuvo en el concierto que ví en San Diego, en el Sports Arena, la Catedral Sandieguina del Rock, inmortalizada para el cine en Casi Famosos, de Cameron Crowe). Bueno, creo que es hora de invitar a mi amigo y agente de seguros, Fernando Dueñas, a que escriba algo relacionado para este blog. Ni modo, hay raza que son expertos en esas cosas.

El Duende Callejero dijo...

Sí... El Anderson y Alvin van por la misma callejuela.

Por cierto, hablando de DVDs... Yes tiene uno quizá demasiado bueno como para dejarse pasar: Live At Montreux. Ya sabe, ese festival del que, afortunadamente, tienen la costumbre de editar conciertos en vídeo, diría el español. Más que los de Purple, el de Moore o el de ELP... El de Yes... Sí, con todo y Anderson.

Y ya que andamos en eso: la edición del dvd de Rush Exit Stage Left es una vil caca. Dura apenas 45 minutos o algo así, y en el solo de Pearl se pone a hablar sobre su cabellera - o no sé sobre qué, la verdad, después de eso lo quité y no lo he vuelto a ver-. Es lo mismo que el Last Supper de Black Sabbath... Ve que grabar el concierto completo profesionalmente, editarlo en 5.1 y esas cosas, para que a cada rato salgan los 4 hablando de sus pedas y sus mafufadas. Más coraje que ellos aparecen en un cuadrito, mientras el concierto sigue y sigue y sigue... Maldición.

Joel Meza dijo...

Parece ser una joya, por lo que leo en los catálogos en línea, Duende. Sobre Rush, mis favoritos en video, A Show of Hands y en segundo lugar el R30. Definitivamente va una entrada sobre ésto. Ya me confirmó mi amigo Dueñas que nos vemos mañana.
Buona Sera.