miércoles, 3 de octubre de 2007

¿De qué lado estás? *1/2

(México/Alemania/España, 2002) Clasificación ‘B’
Por: Joel Meza
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Dirigida por Eva López Sánchez, ¿De qué lado estás? intenta presentar una o, si se puede, varias situaciones controversiales, supongo que para provocarnos y dar pie a su nombre. Y se queda en el intento.

Bruno Müller es un extranjero recién llegado a México, D.F. en 1971, cuando, según nos sugiere el prólogo, el ambiente nacional es tenso debido a las revueltas estudiantiles producto del conflicto del ’68. Dado que esta cinta recibió una clasificación ‘B’, me inclino a pensar que la mayoría de los adolescentes que acudan a verla tendrá problemas para identificar ese México de hace 31 años. Y es que por mucho que, independientemente del lado que tomemos, el 2 de octubre no pudiera ser olvidado por quienes ya vivíamos entonces, la realidad es que tales acontecimientos, aún en este 2002, no forman parte de las lecciones escolares de Historia y sabemos un poco de lo que ocurrió, más por libros como los de Elena Poniatowska, que por otras fuentes que deberían ser más confiables. El guión del argentino Jorge Goldenberg y la propia López Sánchez asume que el público conoce el conflicto y sus implicaciones, y se sirve de lugares comunes para representar tanto a las autoridades como a los activistas, mientras que inserta cabos sueltos aquí y allá. Como resultado, poco aprendemos de las motivaciones de ambos. ¿Por qué el gobierno mexicano habría de espiar y perseguir a comunistas? ¿Por qué corren los estudiantes después de repartir volantes o hacer pintas? ¿Por qué las hacen, en primer lugar? A los ojos del público adolescente o cualquiera con poco conocimiento sobre el tema, y que quisiera seguir la trama, las pintas, amén de su contenido, son el único delito que cometen los activistas.

Así que, en resumen, ¿De qué lado estás? se trata de cómo algún nivel de gobierno mexicano (nunca se especifica que en efecto lo sea) enrola espías extranjeros para acabar con el molesto graffiti. El resto es apelar a nuestra muy desarrollada capacidad para la desinformación. ¿De qué lado estoy? Del lado del buen cine, por supuesto.
(Publicada originalmente el 15 de Mayo de 2002, en La Voz de la Frontera.)

2 comentarios:

filomeno2006 dijo...

¿Lo que le preguntará ahora el Presidente Bush al Dr. Durao Barroso?

Joel Meza dijo...

Seguramente y como lo ha hecho prácticamente de manera abierta, desde aquella infame "quien no está con nosotros está contra nosotros", en alusión a más de un estado europeo (en aquella ocasión, recordará, se llegó al ridículo de "rebautizar" las papitas fritas -french fries por patriot fries, o una tarugada así...)
Aunque si algo aprendimos durante el siglo XX es que no importa quién sea el presidente de los EUA; hay que saber la respuesta a la pregunta y estar convencido de ella.
Ahora, en lo que hace a la película ¿De qué lado estás?, creo que en nuestro país la respuesta debería ser, siempre, "del lado de la justicia". No de los jodidos porque están jodidos, no contra los poderosos porque lo sean.
Gracias por su comentario y bienvenido al blog.