sábado, 15 de febrero de 2014

El Juego de Ender **

(Ender’s Game, EUA 2013) Clasificación México ‘B’/EUA ‘PG-13’
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala
El año es 2086 y el gobierno de la Tierra (gringo, por supuesto) tiene como su mayor programa para que vivamos mejor, el reclutar a chamaquitos que son buenísimos jugando juegos de video, para que comanden el ejército que debe viajar a las profundidades del espacio y aniquilar a una especie extraterrestre de insectos que “se supone” intenta conquistar nuestro planeta, justo como en películas similares pero superiores. El resultado la mayor parte del tiempo es tan emocionante como estar viendo a un niño jugar juegos de video. Y el resto es tan entretenido como cualquier otra película de chamaquitos de secundaria enfrentados para demostrar que los cerebritos siempre son mejores que los populares y los abusones.

Escrita y dirigida por Gavin Hood (Wolverine, 2009), a partir de la novela homónima (que no he leído ni creo leer, si la historia es igual a la película), recicla ideas, premisas y escenas de otras mucho mejores. Al mismo tiempo, Hood se las arregla para desperdiciar a Harrison Ford en el ingrato papel del eternamente aburrido director de la escuela de videojuegos y a Sir Ben Kingsley en su gustado papel de un exótico Sir Ben Kingsley. El Ender del título es interpretado por Asa Butterfield, ese niño de grandes y redondos ojos que vimos en La Invención de Hugo Cabret (2011), también junto a Kingsley, por cierto.

El Juego de Ender es una mezcla de El Día de la Independencia (1996) e Invasión (mejor conocida como  Starship Troopers, 1997), con Monsters University (o, si nos ponemos estrictos, La Venganza de los Nerds, pues). Qué puedo decir: todas ellas son mejores y más divertidas que este nuevo refrito.

3 comentarios:

José Antonio Gaitan Richkarday dijo...

Últimamente hay varias películas que son como otras. Ender's game<Full Metal Jacket, Hunger Games< Battle Royal, etc. Y esto empieza a volverse ridículo, ya que tal vez las ideas sean buenas, pero los personajes principales pueden no ser interesantes, o simplemente es tan cliché, que apesta automáticamente. El cine necesita mas ideas originales, no importa que ridículas sean, con que sean originales e interesantes.

Joel Meza dijo...

José Antonio, estuve tentado a anotar la referencia a Full Metal Jacket pero esas escenas del entrenamiento con oficiales gritones y malhablados resultan tan derivativas que bien podríamos pensar, por qué no, en An Office and a Gentleman, con Richard Gere...
Saludos.

Joel Meza dijo...

(An Officer and a Gentleman.)