miércoles, 5 de marzo de 2008

“¡Que no me la cuentes!!!”

"No, YO soy tu padre."
-Darth Vader

Para mis amigos y compadres Romelia, Marcela y Jorge, a quienes no puedo convencer de mis buenas intenciones al comentar (no contar) una película...

La burra no era arisca, pero la hicieron. Yo soy esa persona que, en la sala de cine, no cesa de hablar con sus acompañantes durante los cortos, volteando apenas a la pantalla. O, si voy solo, me verá usted con la mirada gacha, picando botones en mi teléfono celular como si de mí dependiera la seguridad del hemisferio. O bien, toda mi atención se centrará en mi bote de palomitas de maíz, que masticaré ruidosamente para amortiguar los diálogos de los avances de películas por estrenar. Simplemente odio, odio, odio que los cortos me cuenten películas que me interesan.

(Aclaro –hay límites a la rusticidad, aunque Diezmartínez no lo crea- que en cuanto empieza la función, soy más callado que un ratón, mi celular entra en modo silencioso y es contestado únicamente, previa salida de la sala, si llama la niñera… "nuncas" que dejan de serlo con la paternidad. Pero divago.)

No siempre fue así. De niño, debo haber sido el principal consumidor de los especiales de televisión que precedieron al estreno de La Guerra de las Galaxias o E.T. El Extraterrestre. Mis cuadernos de secundaria estaban forrados de fotos que recortaba de artículos de revistas anunciando Superman, la película de Richard Donner. Cada visita al cine incluía la emoción de ver, por adelantado, pedacitos de las películas que próximamente podría ver en todo su esplendor. Hombre, hasta en las entregas de los Oscares esperaba esos breves instantes en que se mostraban las nominadas, tratando de captar lo más que podía del menú por venir (en México siempre se han estrenado con un fuerte retraso las películas participantes en tal premiación). En pocas palabras, era un consumidor promedio de avances de cine, hasta ese día fatal en que un anuncio me echó a perder el disfrute de una de las escenas clave de Los Cazadores del Arca Perdida, la primera aventura fílmica de Indiana Jones y mi primera desventura fílmica con los famosos spoilers.

La historia ocurrió durante el estreno en México, 1982, cuando estaba haciendo fila en la taquilla. En ese tiempo en los vestíbulos de los cines ponían unos pequeños carteles con fotos fijas de distintas escenas de las películas que se exhibían. Sin saber absolutamente nada de Indiana Jones, veía intrigado los cartelitos mientras avanzaba la fila. Una de las fotos mostraba a Indy y a Marion amarrados a un poste, con los ojos cerrados, mientras al fondo se veían unas luces ominosas (si ya vio la película, sabrá qué escena es).
[Viene spoiler, para quien no haya visto esa cinta...]
Ya durante la función, cuando en El Cairo explota el carro donde (se supone) está Marion, a la mitad de la película, toda la sala se queda sin aire e Indy se ahoga en una botella de Johnny Walker. Toda la sala, menos yo, porque ¡todavía no salía la escena de la foto!!! Entonces, Marion no estaba muerta.
[Fin del spoiler]

Desde entonces no veo fotos ni cortos de películas que me interesan. A manera de ejercicio, por otro lado, cuando voy al cine o rento un DVD y aparecen cortos de películas que ya he visto, sí los reviso, por curiosidad de saber cómo ha decidido mercadearla el estudio. De esa forma me doy cuenta que me he salvado de varios corajes en los últimos... veintiséis años.

Y para no hacer el cuento más largo, un par de cortos memorables por su forma de echar a perder la sorpresa. Si usted no ha visto alguna de estas películas, por favor, POR FAVOR, SALTESE ESTA PARTE:

What Lies Beneath (Zemeckis, 2000). Los cortos revelan que Harrison Ford es un malvado asesino. Esta información le da al traste a los dos primeros tercios de la película. Ni para qué la vemos después del aviso.

Cast Away (Zemeckis, 2000). Increíble, pero cierto. Bob Zemeckis tiene fé en que el espectador realmente quiere saber de antemano lo que va a pasar. En un mismo año estrenó dos películas en las que los cortos, aprobados por él mismo, sueltan la sopa. En el corto de Cast Away (Náufrago, con Tom Hanks) se muestra, ahora sí que sin decir "agua va", la escena en que Tom Hanks es rescatado de la isla desierta. De ese tamaño.

Y la tendencia seguirá y seguirá. Durante Febrero de este año, ví en el cine los cortos del refrito hollywoodense de El Ojo (Los hermanos Pang, 2002). Habiendo visto la original, no me importó ver los avances y, efectivamente, no sólo revelan algo importante: ¡muestran EL FINAL!

Por último, lo invito, amable lector, a hacer este ejercicio: [SPOILERS]
Imagine ver, por primera vez, La Guerra de las Galaxias o El Imperio Contraataca, sabiendo que Darth Vader es el papá de Luke. O El Sexto Sentido, sabiendo que Bruce Willis es un fantasma. O que en E.T. El Extraterrestre, el E.T. no se muere de verdad. O... usted sígale.
Inspirado por un intercambio de opiniones con visitantes del blog de Diezmartínez.

36 comentarios:

d-47 dijo...

estoy seguro que se me estan olvidando varios trailers que arruinan la sorpresa... y me da mucho coraje...

Pero me acuerdo de uno, de una película palomera que se llamaba "El Negociador" con Kevin Spacey. Al final del trailer, venía una escena donde Spacey decía (sobre Samuel L. Jackson) algo así "ahora no lidias solo con el, sino con los dos".... que arruinaba gran parte de la cinta. Y lo peor del caso es que esa escena, la acabaron elminando al corte final.

De El Sexto Sentido, un infeliz me conto el twist de Bruce Willis... y aun asi la vi, y me gusto. Pero sin duda, la sorpresa hubiera sido más agradable.

¿Sabes que trailer se veia buenisimo?. Jejeje... me acabo de acordar. El de "Gotika"... uta... pero la película una de las más grandes basuras que he visto. O el de "Silent Hill", también se veía rebueno, lastima del resultado.

Tu historia me hizo reflexionar y acordarme cuantas películas me he arruinado por leer o ver el trailer. Aun asi, no puedo evitarlo. Me encantan los trailers. Pero creo que lo meditaré antes de checar el nuevo de Batman o de la nueva cinta de Shyamalan

Joel Meza dijo...

Tienes razón, no recuerdo esa línea en El Negociador, pero sí echa a perder parte de la trama.
En particular, imagínate cortos reveladores de las películas de Shyamalan. Este director básicamente construye sus historias como un gran pretexto para La Revelación Final. A mí me echaron a perder el secreto de Unbreakable. Me gustó la hechura, pero la historia ya no me *fascinó*.

Tyler dijo...

Muy buena entrada Joel!

Pues a mi si me gustan los trailers, es más, uno de mis pasatiempos favoritos es bajar y bajar trailers de la página de Apple y luego pasarlos al iPod.

Yo creo que se debe a que recuerdo muy pocas ocasiones en donde algún trailer o corto o avance me haya contado algo fundamental de alguna película. Lo que si me ha pasado y varias veces es que algún trailer se ve espectacular y ya cuando voy a ver la película correspondiente resulta ser una basura. Pero aún así me gustan bastante. Cuando voy al cine y no llego a tiempo para ver los avances siento como que algo me faltó jeje...

Joel Meza dijo...

Gracias, Tyler. Te cuento que mi fascinación por Apple no pasó de jugar al Pacman en las Apple II del laboratorio de la prepa... en 1984. Hasta ahora que leí tu comentario yo pensaba que los iPod eran sólo para oír música. Objetos del demonio, sin duda.

d-47 dijo...

Nah... también sirven pa ver peliculas y jugar solitario y brick, para verse cool, para llamar la atención de los rateros, etc. Y los trailers se ven de pelos... jejeje..

El demonio puede tomar varias formas. Bill Gates, Steve Jobs, Carlos Slim... hasta Al Pacino.

Joel Meza dijo...

Sí, me imagino que, por ejemplo, El Señor de los Anillos se ha de ver con mucho detalle en la pantallita de ¿2 pulgadas?
No sé... me imagino algo así, o imágenes como El Libro de Cabecera, de Greenaway en un iPod, y vuelvo a ver con cariño mi Sony Trinitron de 27 pulgadas, que,además de tener 15 años, sigue siendo pequeña para esas películas. Gracias, paso.

Tyler dijo...

El demonio también puede tomar la forma de enfermos psicópatas llamados Anton Chigurh...

ese si da miedo... mufaaaaasa!

Tyler dijo...

En casa de mis padres también hay una de esas trinitron que dices Joel! de hecho el modelo se llamaba "Kirara Baso" no?

Uf! cuantas tardes pasé ahí viendo cientos y cientos de películas!

Joel Meza dijo...

Tyler, sabía que no debía usar ESA cita al inicio de mi artículo...

Tyler dijo...

cual cita? a que te refieres Joel?

Joel Meza dijo...

"I am your father..."

Joel Meza dijo...

Ahora sé que no me leen...

Tyler dijo...

aaaaaah ya ya...

jajajajajaja

me hice bolas, no sé porque relacioné tu comentario con el título de la entrada de "no me la cuentes" y luego pues ya no entendí.

d-47 dijo...

Luke, I'm your father...
Casi lloro cuando la leo de nuevo..

Esa revelación la vi en una Sony de1980 (de 13 canales y con comerciales) como de 17 pulgadas y se veia increíble.

Ahora la quisiera repetir en una Sony Wega de HD y en Blue Ray, jajajaja...

Pero Joel, igual si ves los trailers en una pantallita de 2 pulgadas no arruinan tanto la sorpresa.

Joel Meza dijo...

Tienes razón, D-47. Lo más seguro es que viendo los cortos en un iPod termine confundiendo los monos, y llegue a la película con la idea de que Lando Calrissian es el papá de Yoda...
----
Esa revelación para mí fue en el Nuevo Cine Encanto, en Aguascalientes, el verano de 1981. El fin de la inocencia...

Josafat M. dijo...

Hablando de HD, me gusta ver películas chafas en HD, como Dos lancheros bien picudos con César Bono, la ironía me da morbo.
Excelente entry Joel, la verdad es que yo no leo sinópsis pero sí veo trailers, no recuerdo que uno me haya arruinado una película, las ediciones de trailer que sacan los de 42nd street son muy entretenidos, hay de varios tipos, trailers XXX y exploitation en general, es divertido cómo querían enganchar a las personas con argumentos como "now in full stereo" o "completely in 3-D" o "in full colour", ah... por qué no nací esos días.

d-47 dijo...

De esos trailers... los de películas de las grindhouse... ¿se acuerdan del de "the last house on the left"? La de Wes Craven. Donde el narrador decía algo como para que soportes la película, repite :"It's only a movie"

Esos son buenos trailers, jeje

Josafat M. dijo...

To prevent from fainting repeat: it's only a movie, it's only a movie...

El Duende Callejero dijo...

Yo no veo trailers, no leo críticas, no leo reseñas, no veo programas con críticos, no leo sinópsis, no compro revistas especializadas, no veo ni posters ni nada de eso, yo sólo llego al cine o al videoclub y le pregunto o a la boletera o al chunche que acomoda las películas: ¿Qué me recomienda?

Y aún así hay películas que no me gustan puesto que antes de que acaben los créditos ya sé en qué terminan. Recordemos, los primeros 5 minutos son los más importantes de la película.

Y los iPod, mi estimado, vienen con una madriola que se conecta a las pantallotas y ahí puede ver la película como se debe. Lo único que pasa es que hacen más "portátil" el asunto de traer ¿Doce o trece? Películas por viaje.

Yo quiero a mi iPod.

Joel Meza dijo...

No me tienten, jóvenes... si apenas estoy entendiendo cómo meterle un nombre al directorio de mi celular... pero,bueno, supongo que algún día sucumbiré.
Mientras no se me arruinen las sorpresas.

Tyler dijo...

También los celulares son muy versátiles Joel, puedes traer música, fotos, videos, etc.

Lo que mas aprecio del mio es que puedo enviar fotos por "mensajito" y de ese modo cuando quieres la opinión de alguien sobre alguna cosa que estas viendo, le mandas la foto y listo!

Saludos

Àlex Frias dijo...

Para mí también la trilogía de Indiana Jones ha sido, desde siempre, de mis predilectas. Durante el estreno de la primera película, recuerdo que antes de verla por primera vez, en la época en que no había puertas sino cortinas en la entrada de las salas, cometí el pecado de echar un vistazo a la proyección previa. Lo que ví fue el rostro del pronazi, andrógino de anteojos derritiéndose, aquel que vestía de negro. Siendo niño me impactó muchísimo, pero más bien por saber cómo los de efectos especiales lo lograron. Me sigue impactando, a pesar de que después supe que eran figuras de cera derritiéndose.
Venga hasta otra!
Àlex

Joel Meza dijo...

Tyler, me cuentan que también sirven ¡para hablar por teléfono!

Josafat, D-47, "it's only a movie, it's only a movie" es lo que me repito yo cada vez que veo una de ficheras...

Alex, la última vez que estuve en un cine con cortinitas a la entrada de la sala, fue hace 4 años, tuve la oportunidad de ver La Mala Educación en el Teatro Palacio de la Música, sobre La Gran Vía, en una visita a Madrid. La nostalgia a todo lo que daba...
Una cosa que me gusta de la trilogía de IJ, es que, a pesar de que la tecnología avanza, mantuvieron el "look" de cosas como ese nazi deirritiéndose. En la 3a, cuando el otro pro-nazi bebe del cáliz falso, recuerdo la combinación de stop-motion con animación por computadora, pero conservando el estilo artesanal, no realista, del efecto. Esperemos la cuarta. Salud.

Tyler dijo...

Yo anduve en Barcelona hace como dos años y también me tocó una sala con cortinitas y toda la cosa. Fue en un cine que estaba sobre Paseo de Gracia.
Recuerdo que justo me estaba sentando cuando pensé aterrado: "chin! con que no esté doblada al Catalán porque no voy a entender nada y mis 5 euros ya valieron"

Afortunadamente no. Solo estaba doblada al español je

Joel Meza dijo...

Tyler, éso me recuerda el resto de mi experiencia en esa visita a España. Esta semana, si puedo recuperar mi máquina, la publico, en recuerdo del 11M.
Saludos.

Alito dijo...

Joel... disfruté mucho tu post. Yo también odio los spoilers. Recuerdo un episodio de Los Simpson cuando Homero y Marge van saliendo de ver El Imperio Contraataca y se ve como le dice a Marge, "Nunca pensé que Vader fuera el padre de Luke" y todos en la fila se enojan y se la empiezan a refrescar, ja ja ja.... Saludos !

Joel Meza dijo...

Uh... no he visto ese capítulo de Los Simpsons, Alito. Supongo entonces que eso califica como un spoiler del spoiler.
Gracias. Creo.

María Galicia dijo...

Que recatado. Por qué no cuentas que para que no veas los cortos te besuqueo en el cine? Te da pena, pero es para salvarte, es por tu bien. Así que no me omitas.

Tu esposa que te quiere un montón.

Joel Meza dijo...

... hasta aquí llegó la clasificación PG-13 del blog...
Eso pasa por querer y que lo quieran a uno. Gracias, amor.

Paxton Hernandez dijo...

Este...como que ya va siendo tiempo de un nuevo post? no, don Joel?

Tyler dijo...

jeje pude ver como te sonrojaste Joel.

Saludos.

Josafat M. dijo...

En las palabras del buen Chandler "wupah!" (onomatopeya de látigo)

Joel Meza dijo...

Tyler, Josafat, como se ven me ví...
Paxton, sufro ahora del mismo mal que tú hace unas semanas, mi máquina no arranca, así que haré lo mejor que pueda esta semana. Tengo algo sobre Horton y los Quién, y de paso fui a ver Llamando a un Angel, gracias por la recomendación (y por exigir). Saludos.

Paxton Hernandez dijo...

Ah, qué chido que te gustó Llamando un ángel. Sorpresota para mí...

Esperaremos.

Josafat M. dijo...

A poco está bien esa movie?

Pablo Villalobos dijo...

Sí. En mi pueblo también se llamaban "rollos cortos", y no, yo nunca he tenido problemas con ellos, excepto en esa época en que todos tocaban melodías de forma siniestra y me fastidió (Maléfica, Ultrón). De lo otro, si me arruinan o no la experiencia de ver la película, no. A mí me la puedes contar y to de todas formas la disfruto. Yo creo que cada quien ve lo que quiere ver y yo necesito ver por mí mismo y mientras lo hago, ni me acuerdo de lo que me contaron.

Eso que dices de Indiana Jones es muy interesante, y a mí me sucede en las series. Como siempre muestran un poco de lo que pasará la siguiente semana, cuando se queda en suspenso por alguna explosión (Chicago Fire y anexas) y aseguran sólo uno saldrá vivo, checo a ver que caras veo y así se quien se murió!

Otra cosa que he notado en los cortos es que a veces algunas cosas que muestran ahí NO sale en le película, y me quedo con eso de qué?

Moraleja: Véalos bajo su propio riesgo!