jueves, 17 de diciembre de 2015

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

La Guerra de las Galaxias **1/2
(Star Wars, EUA 1977)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Con todo y su estatus de leyenda, técnicamente La Guerra de las Galaxias, escrita, producida y dirigida por George Lucas está lejos de ser una película excepcional. La historia del hombre común predestinado a convertirse en un gran héroe, ha sido contada por Hollywood una y otra vez.

Luke Skywalker, un joven granjero en un planeta olvidado, recibe una misión clásica, por no decir trillada: rescatar a una princesa cautiva. No pueden faltar los compañeros de aventuras, recogidos en el camino: aquí, dos torpes pero chistosos ayudantes, los robots C3PO y R2D2 (o Citripio y Arturito, como fueron rebautizados fonéticamente en México) y dos piratas espaciales: el impulsivo (y tramposo) Han Solo y su leal compañero Chewbacca, una especie de oso peludo y antropomorfo. Los obstáculos en estas historias son enfrentados con el ingenio de los aventureros y valiéndose de los poderes de un personaje místico, que en La Guerra de las Galaxias toma la forma de un viejo ermitaño que guarda, por supuesto, el secreto de la grandeza destinada al protagonista.

Lucas presenta una serie de situaciones predecibles pero entretenidas, con diálogos que van de lo básico a lo cursi, apenas funcionales para mantener la trama, y chispazos de comedia a cargo de la pareja de robots y la pareja de piratas.

El obstáculo principal es el plan de las malvadas fuerzas imperiales por usar la tecnología contra la población, de modo que el gran triunfo de Luke es renunciar a las máquinas y destruir el mal con el poder de la mente, que aquí es llamado “La Fuerza”. Convenientemente, Darth Vader, quien encabeza a los malos, también usa La Fuerza como arma, lo cual redondea el viaje del héroe en un enfrentamiento climático. Pero una vez lograda la meta, el director Lucas ya no tiene nada para sus personajes, que sólo se limitan a sonreír unos a otros en un abrupto final.

El Imperio contraataca ****
(The Empire strikes back, EUA 1980)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Estrenada tres años después, El Imperio contraataca muestra el buen tino de George Lucas al encargar la producción, el guión y la dirección de la continuación, a gente más experimentada que él en Hollywood, para asegurar que la primera película no se convirtiera en una llamarada de petate.

La mejora es notable, tanto en historia como en imágenes. El básico viaje del héroe de la película anterior se convierte en el preámbulo de un camino hacia el interior del personaje de Luke Skywalker. Es por ello que, desde el principio de El Imperio contraataca, Luke no participa de las acciones de los demás personajes, ahora enfrascados en lucha permanente contra las fuerzas imperiales, en una trama que pasa a segundo plano, con escenas que esta vez sí llevan una secuencia lógica. El obstáculo de Luke ahora es su propia tendencia al mal, lo cual lleva al mayor acierto de toda la saga y punto climático de la segunda película: la impactante revelación de la relación del héroe con Darth Vader, el hombre más malvado de la galaxia.

La dirección del veterano Irvin Kershner sobre un guión de Lawrence Kasdan (prácticamente novateando sobre un guión previo de otra veterana de Hollywood, Leigh Brackett, que además era novelista de ciencia ficción) nos da una sólida película que refuerza la dramática historia del héroe con una excelente mezcla de aventura y comedia, gracias al desarrollo de los personajes secundarios, incluyendo a Yoda, un nuevo místico que reemplaza al serio Obi-Wan de la primera película. Tan efectivo es el trabajo sobre personajes del director Kershner, que Yoda resulta completamente creíble a pesar de ser una marioneta.

El regreso del Jedi **
(The return of the Jedi, EUA 1983)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Al inicio de la tercera parte, Luke Skywalker fanfarronea frente al mafioso Jabba the Hutt, fingiendo ser un Caballero Jedi, a pesar de no haber terminado su entrenamiento por los trágicos hechos vistos en El Imperio contraataca. Tan no funciona la fanfarroneada de Luke, que aunque cumple el objetivo de rescatar al pirata Han Solo, termina asesinando a Jabba y a toda su corte.

Igualmente, George Lucas y su coguionista Lawrence Kasdan, en El regreso del Jedi, fanfarronean con el público, queriendo aprovechar lo logrado en El Imperio Contraataca, pero el resultado queda más bien como una nueva versión de La Guerra de las Galaxias, inflada a base de escenas de acción con efectos especiales sin pulir (demasiadas imágenes descuidadamente sobrepuestas) y chistes demasiado infantiles. Han Solo, después de tener uno de los desarrollos más interesantes de la segunda película, aquí es relegado al papel de bufón y la suerte del Imperio es un refrito de la primera cinta.

El enfrentamiento de Luke Skywalker con Darth Vader es resuelto débilmente, considerando la historia que se había construido en la segunda película y, en consecuencia, el final feliz llega… nomás porque sí.

2 comentarios:

José Antonio Gaitan Richkarday dijo...

Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza **1/2
Star Wars IV con un mejor presupuesto

Estuvo bien. Recuerdas en IV la escena en el compactados con el pulpo que no ayudo en nada a la trama? No? Regreso. Después si quieres te mando una lista de quejas mías en caso de que te interese.

Joel Meza dijo...

Pues ya estuvieras mandándola, Pepe.
Yo no tuve quejas, como dices es un muy refrito bastante mejorado de Star Wars, mezclado con lo mejor de Empire Strikes Back. Creo que es la mejor película de Abrams a la fecha.