viernes, 6 de marzo de 2009

Frost/Nixon ****

(EUA/RU/Francia, 2008) Clasificación 'A'
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Aunque ya ha salido de la mayoría de las carteleras mexicanas, quiero hacer un espacio para comentar brevemente esta magnífica cinta, dirigida por Ron Howard a partir del guión adaptado por Peter Morgan (guionista también de The Queen y The Last King of Scotland), de su propia obra teatral del mismo nombre.

Por lo visto en pantalla y conociendo varios trabajos anteriores de Howard (de los cuales sólo me han gustado Apollo 13 y en menor grado Parenthood; el resto me parecen cintas fallidas y algunas, manipuladoras al extremo de la molestia *¡tos!*A Beautiful Mind*¡tos!*), creo que el gran acierto debe haber estado en el respeto de Howard a la adaptación de Morgan e indudablemente en los personajes creados (recreados) en papel por él y en carne y hueso por Michael Sheen, como Frost y Frank Langella, como Nixon, que también lo hicieron en la versión original sobre las tablas.

Y ahí, precisamente en Frost y en Nixon, es donde veo el mayor logro de Howard. Cuando la película inicia y vemos al Nixon interpretado por Langella, seguramente pensamos "pues sí, se parece y habla como el verdadero". De Frost, no sabría porque nunca he visto a ese periodista/hombre del espectáculo británico. Simplemente asumí que así como Michael Sheen nos entregó a un Tony Blair de carne y hueso en The Queen, así debe ser también su Frost.

Pero decía, una vez pasados estos pensamientos iniciales, digamos unos veinte minutos ya en la película, lo que tenemos enfrente son dos personas reales con serios retos frente a ellos, cada uno en lo suyo. Langella y Sheen desaparecen para dar paso al caído Nixon y a un reportero ingenioso y luchón. La identificación del público, primero con Frost, luego con ambos es real en el transcurso de la cinta. Hacia el final de las famosas entrevistas recreadas por Howard y su equipo, cuando vemos el sudor en el labio superior de Nixon, vemos el sudor en el labio superior de Nixon.

Ni por un momento se me ocurrió pensar que quienes se despiden amigablemente en La Casa Pacífica son otros que Frost y Nixon, casi casi amigos y en total empatía.

Leí, después de la película, que estas entrevistas transmitidas por televisión fueron consideradas, en su momento, como el juicio que Ford le perdonó a Nixon. La historia presentada por Howard sabiamente termina antes de cualquier evaluación, excepto por la hecha por Frost y Nixon en esa despedida.

Para mí, pensando en todas las reservas con que entré a verla sabiendo quién la había dirigido, Frost/Nixon es la película que el público le había estado perdonando todo este tiempo a Ron Howard. Y mi película favorita en lo que va de este 2009

9 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Yeah, chida la nueva etapa prolífica del blog. Tenías razón...entre menos burros, más olotes.

Paxton Hernandez dijo...

seguimiento.

Taquero Narcosatánico dijo...

Yeah.

De acuerdo con tu reseña. A mí me gustó mucho, y eso que mis prejuicios hacia Howard son mayores que los tuyos (odio apollo 13).

No se si estés de acuerdo, pero cuando salí de la sala le comenté a mi novia: "Frost/Nixon es la Rocky de las películas políticas". Hay una lucha, un personaje que comienza el combate en el suelo, pero que logra remontar.

Maldito Ron Howard, tu película es muy buena... pero ni creas que voy a ver ángeles y demonios...

Taquero Narcosatánico dijo...

También seguimiento, jo.

El Duende Callejero dijo...

Pero no la he visto. Joder.

Joel Meza dijo...

Paxton, pues así dice el dicho. Gracias.

Taquero, no lo escribí en la reseña pero precisamente la estructura del guión me recordó una pelea de box o, mejor dicho, una pelea de box en una película. Tras cada round, los peleadores a sus esquinas a ser atendidos y recibir indicaciones de sus entrenadores y seconds. Suena la campana y de regreso al ring. Y no quiero decir únicamente en las escenas de las entrevistas, sino desde que hay el primer acercamiento de Frost al equipo de Nixon.
---
El Código Da Vinci es una basura, no espero más de Angeles y Demonios.

Duende, a cada capillita...

Ana A. dijo...

Si la pelicula es muy buena. Me sorprendio mucho que el actor Michael Sheen es el mismo que aparece en Underworld de Lucian, ni siquiera pude identificarlo hasta los créditos...

El Duende Callejero dijo...

¿Y The Reader?

Joel Meza dijo...

No he visto ninguna de Underworld, Ana. Aunque ha salido en varias películas que sí he visto, la primera vez que Michael Sheen me llamó la atención fue en The Queen. Es muy bueno, ¿no?

Duende, no Reader yet.