viernes, 18 de abril de 2008

Por qué Spielberg sería mi amigo y Lucas no.

Entertainment Weekly acaba de publicar en su edición en Internet (EW.com), aquí, una entrevista con Steven Spielberg y George Lucas, donde hablan un poco sobre el proceso que los llevó a hacer la cuarta película de Indiana Jones.
Leyéndola con cuidado de no echarme a perder sorpresas, encontré con gusto que no ocurrió. Pero lo realmente valioso para mí, es conocer lo que piensa Steven Spielberg sobre enterarse de las cosas antes de ver una película. De alguna extraña manera, me siento reivindicado. A continuación, mi traducción libre sobre ese fragmento de la entrevista.
[...]
LUCAS: Bueno, Steven me dice, "Ay, ya salió todo en la Internet [detalles de Indiana Jones 4] - que ésto y que lo otro." Y yo le digo, "Steven, ¡no importa!" Miren - Tiburón primero fue una novela antes que una película y todo mundo podía ver cómo terminaba. No importó.
SPIELBERG: Pero hay muchísima gente que no quiere saber qué va a pasar. Lo que quieren es que pase hasta el 22 de Mayo [fecha del estreno de Indiana Jones 4]. Quieren enterarse en un cine, en la oscuridad. No quieren averiguarlo leyendo un blog... Una película es una experiencia. Una película sucede de una manera que siempre ha sido catártica, la catarsis humana, personal, de un público en sagrada comunión con la experiencia en pantalla. Esa es la razón de que yo esté en medio de esta magia y siempre lo estaré.
ENTERTAINMENT WEEKLY: ¿Piensan que el santuario de la oscuridad del cine está siendo erosionado?
LUCAS: ¡No! Mira, es como los deportes...
SPIELBERG: Sí. Pienso que está siendo erosionado, con demasiada información y demasiada desinformación, especialmente.
LUCAS: Pero mira, es como los deportes. Esto no es nuevo. Cuando empieza la temporada del torneo nacional de basketball, existen miles de blogs. Especulación rampante. Si la sigues lo suficiente, te vuelves loco. [Con Indiana Jones 4], no sabes lo que realmente va a suceder hasta que entres al cine. No me importa si ya te sabes toda la historia, no me importa si ya viste pedazos. No me importa qué tanto has visto u oído o leído. La experiencia por sí misma es muy diferente, una vez que estás en el cine.
SPIELBERG: Bueno, aquí va mi debate al respecto. Yo siempre he procurado mostrar muy pocas escenas en un avance o un anuncio. Porque mi experiencia ha sido -y la experiencia de mis hijos ha sido, ya que ellos se la pasan hablando en el cine, como todo mundo hoy en día- que si una escena que recuerdan del anuncio no ha salido en la pantalla todavía y ya llevan tres cuartos de la película, empiezan a hablar. "¡Ah, ya sé lo que va a pasar! Porque hay esta escenita que todavía no sale en la película que estoy viendo, ¡y ya no tarda en salir!" Y te lo arruina todo.

7 comentarios:

Josafat M. dijo...

Creo que ambos tienen razón, son dos puntos opuestos pero igualmente justos, sería loco dejar de leer porque puede que un día ese libro lo adapten a cine, hace poco estaba pensando eso, porque escuché de una posible adaptación a cine de BioShock, un juego sensacional de Xbox que tiene un diseño de producción genial y una trama con un twist perverso, y pensé que, qué chiste tenía verla ya si yo conocía ese twist, de ahí que pensé eso que te comento de los libros y es lo mismo que comenta Lucas. Pero por otra parte, qué mejor que entre menos sepas de la cinta, mejor, ¿no?

Tyler dijo...

Bueno pero tambén hay que saber aunque sea un poco de lo que estas a punto de ver, no sea que luego por meterte sin saber nada terminas viendo una basura.

Obviamente que con estrenos tipo Indiana Jones uno ya sabe que es lo que va a ver (bueno mas o menos) pero hay películas menos grandilocuentes que si necesitan que uno se informe un poco para no regarla.

Gracias a eso yo me he salvado de ver muchas malas películas.

d-47 dijo...

Lei la entrevista también estos días y apareció al día siguiente la trama de la película de Indy. Un día antes había salido la trama de los X-Files 2 y así... al infinito.

Por eso nada mas veo los trailers, jejejeje

Joel Meza dijo...

Josafat, por supuesto que uno no deja de leer por guardarse para la posible película, pero creo que el argumento de Lucas al respecto no es válido. Después de todo, una adaptación al cine siempre será distinta al medio original y los cambios son obligados. Spielberg habla de conocer de antemano detalles de la película, escenas o imágenes en particular. Ahí es donde concuerdo y precisamente que sea él quien lo dice, dado el origen de mi aversión por los avances, me agrada.

Tyler, sí, para éso sirven las reseñas y las críticas.

Sergio, ya ves, yo aún de los trailers me cuido...
Saludos a todos.

Joel Meza dijo...

Una cosa más sobre el argumento de Lucas. Tiburón, la novela, es muy diferente a la película. Para empezar, es para adultos. La historia de Brody y su esposa es distinta y mueren más personajes que en la película. Y no diré más, para quienes no la han leído.

Carl Zand dijo...

Recuerdo, Joel, que alguna vez me comentaste que te pasó algo similar a lo de los avances precisamente con un póster de Los cazadores del arca perdida por allá en los cinemas culichis, ¿no? Y estuviste esperando la susodicha escena toda la bendita película... Un abrazo y, salud por los avances del maestro Hitchcock, él sabía hacerlos mejor que nadie.

Joel Meza dijo...

Así, es, Carlos. En otra entrada
http://ideasdejoel.blogspot.com/2008/03/que-no-me-la-cuentes.html
cuento la neta y verdadera historia. Para más referencias, ocurrió en la Lumiere.