martes, 1 de abril de 2008

"I'm too old for this shit" / Sin Lugar Para los Débiles

- "Déjame preguntarte algo: si la regla que seguiste te trajo a ésto, ¿de qué sirve esa regla?"
Anton Chigurgh, en Sin Lugar Para los Débiles.

Nota: Varias semanas después de su estreno comercial en algunas ciudades de México, Sin Lugar para los Débiles (No Country for Old Men, EUA 2007) la más reciente y extraordinaria película de los hermanos Coen, sigue sin llegar a las salas de Mexicali, mi ciudad. Y como de costumbre, los videoclubes locales ya tienen el DVD R1, así que la ví en la pantalla chica. Por la misma tardanza mi crítica ya queda, apropiadamente, fuera de lugar, por lo que prefiero darme el espacio para algunas reflexiones después de haberla visto. Espero sean interesantes a mis lectores.

¿Cómo puede uno luchar/enfrentar a quien no sigue -porque no cree- en las mismas reglas que uno?
Para fines prácticos, es como tratar de razonar con un tiburón o un león. Si aún haciendo todo lo que uno confía que es correcto, se encuentra en peligro real de ser devorado, sólo hay dos posibilidades de salir vivo: ser capaz de ponerse fuera del alcance de la bestia o matarla. Es decir, seguir sus reglas.

No tengo ninguna duda de que cualquier criminal comete actos ilegales por carecer, en mayor o menor medida, de la capacidad de empatía. Si uno no se puede poner en los zapatos de los demás, el respeto al derecho ajeno deja de tener sentido. ¿Mi derecho a cruzar una calle sin ser embestido por un automóvil? Para eso creamos los "ALTOs" y todos los días hay quienes se los pasan. ¿Mi derecho a conservar para mi uso el dinero que legalmente gano trabajando? Un carterista no lo reconoce. ¿Mi derecho a...? Búsquele y encontrará, para cada derecho, un crimen -y por ende un criminal-. Y luego, el castigo correspondiente.

Prácticamente todas las leyes creadas por nuestras sociedades pueden ser rastreables a un fin único, que es proteger la vida humana y preservar la especie (si me roban la cartera, no puedo pagarme el sustento y muero, por ejemplo). Entonces, la falta de respeto, el no aceptar, o no someterse a cualquier ley, se puede traducir, al final, en un desprecio por la vida de los demás.

Cuando Anton Chigurgh hace su pregunta, se reafirma a sí mismo que sus reglas son las válidas: Yo sigo vivo y tú estás muerto. ¿Quién tiene razón? Finalmente las reglas (y las leyes) son inventos humanos y como cada cabeza es un mundo, puede haber tantas reglas como personas haya. Pero como sociedad hemos decidido estar de acuerdo en que existe un conjunto de reglas que nos protegen unos de otros, asegurando, precisamente, la vida y la preservación de la especie. Y eso incluye a las reglas religiosas ("No matarás"). No es casualidad que Chigurgh (un escalofriante Javier Bardem) haga su pregunta a quien le acaba de decir: "Vete al Infierno."

Si uno escoge seguir las reglas aceptadas por la sociedad, no hay forma de enfrentar a alguien así. El sheriff Ed Tom (Tommy Lee Jones perfectamente instalado en su tejano tradicional) no puede entender otra forma de detener a un criminal, como no sea bajo el imperio de la ley. Chigurgh no cree en la ley. ¿Cómo lo detenemos? La respuesta es sencilla, pero ¿quién le pone el cascabel al león?

Epílogo: Como ejercicio, sustituya el amable lector los nombres y situaciones por los de su preferencia y/o experiencia personal. No quisiera decirlo, pero me temo que mi nombre queda directamente en lugar del sheriff. "Too old for this shit..."

17 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

NOoo! Tenías que verla en pantalla grande! No se vale!!!

Sniff.

Joel Meza dijo...

Hablando de crímenes, Paxton.
De cualquier modo, creo que sí la voy a ver eventualmente en el cine, cuando finalmente la traigan. Me dí cuenta de que cuando aparece Chigurgh a cuadro, en la escena en que Carson va subiendo las escaleras del hotel, se me heló la sangre. Esa escena completa la ví varias veces, antes de devolver la película. Creo que me causa el mismo efecto que las escenas de películas de vampiros o de momias, cuando el monstruo se va acercando, lenta pero inevitablemente. Bueno, ahí va un poco de mi eventual crítica también.

Tyler dijo...

Magníficas reflexiones Joel. Me encantó eso de: "es como tratar de razonar con un tiburón"

Y es que Anton Chigurh es eso, alguien o 'algo' que no se rige bajo las mismas pautas que nos regimos nostros los seres humanos comunes (por llamarnos de algún modo). Vaya, hasta lo dice uno de los personajes: "quien carajos se iba a imaginar que este desgraciado iba a regresar a la escena del crimen"

Ya desde ahí nos damos cuenta que a este bato le vale un sorbete todo y todos con tal de seguir su camino.

Es una película muy pero muy desoladora. Deja una sensación de que todo es inútil pero lo peor no es eso, lo peor es que uno la termina de ver, le pone a la tele y las cosas que se ven ahí son peores. Como se dice comunmente: "la realidad supera a la ficción"

PD: y si la película es así, el libro es todavía peor. Es más gráfico, mas crudo y mas violento aún.

Saludos!

Tyler dijo...

Y esa miradita del condenado Javier Bardem de verdad que da miedo. La primera vez que ví esa película estuve soñando toda la noche con la escena del volado. Solo que yo era el señor ese que atiende la gasolinera jejeje

Bueno y a todo esto, cuantas estrellitas le das Joel?

Oh demonios ya me dieron ganas de verla otra vez...

Joel Meza dijo...

Sigo sin leer el libro, Tyler. De acuerdo contigo, es una película desoladora porque plantea que conforme pasa el tiempo, las reglas establecidas dejan de contener problemas nuevos, o mejor dicho, nuevas maneras (nuevos crímenes) de lidiar con los mismos problemas (la ausencia del respeto al derecho ajeno).
Es triste ver cada vez más la indiferencia de nuestras autoridades por "ponerse a la altura" de esta evolución.
¿Y qué hace el ciudadano común? Se encierra tras rejas, zonas residenciales privadas, carros blindados, etc. Eso a mí no me hace sentir más seguro, todo lo contrario. Gracias por leerme, Tyler.
p.s. No escribí aún una crítica propiamente dicha de la película, pero te puedo decir que en la escala que tengo (de 1 a 4 estrellas) le doy las 4. Realmente me simplifico mucho el asunto de las calificaciones (Mala, Regular, Buena y Excelente), para acabar pronto.

Carl Zand dijo...

La escena inicial de Chigurh, cuando se levanta en el fondo (cual Michael Myers cualquiera), fuera de foco detrás del policía al cual está a punto de estrangular y después de matar al policía suelta el aliento con una pasividad que da escalofríos... La novela es casi exacta a las imágenes de los Coen. Es un lenguaje diferente, el literario, obviamente, pero, es una adaptación demasiado fiel. Y también en la novela Chigurh es más bien un ente, la maldad que está de paso; la maldad que el personaje de Tommy Lee Jones no comprende, como nosotros comprendemos, desafortunadamente en estos tiempos extraños... Y sí, como dice Murtaugh, I´m too old for this shit. Salud.

Josafat M. dijo...

La escena esa con el viejito que se casó por interés se volvió una de mis favoritas del cine, la veo y la re-veo, me encanta cuando el viejito dice que cierra at dark y voltea hacia afuera y se da cuenta que falta mucho para que oscurezca y su miedo y nerviosismo incrementa.

Tyler dijo...

Si, esa escena es de los grandes momentos del cine actual. Mi parte favorita es cuando Chigurh le dice: "y a usted que demonios le importa de donde vengo... AMIGOO?"

Y luego como empieza a jugar con el señor casi casi como cuando un gato juega con un ratón... jajaja

Magistral, simplemente magistral. Los Coen son unos maestrazos!!!

Carlos Reyes dijo...

Ok, pues estoy en esa minoria que encuentra la cinta muy dispareja. Pero buscare el DVD y regreso a contarte. El leer tu post y los comments que hacen los demas me empujan a verla otra vez.

Saludos!

Joel Meza dijo...

Josafat, Tyler, supongo que resulta tan efectiva esa escena porque nos identificamos con la indefensión del señor. Ese es el ambiente que crean los Coen en torno a Chigurgh desde la escena inicial.
Carlos, sí tiene sus "disparejeces" por parte del guión (hay algunas situaciones al principio en que pensé que Chigurgh seguía a Moss nomás porque sí), pero la ejecución de cada escena individual me parece muy bien lograda. Uno contiene la respiración hasta que se acaba cada una (esta es mi primera impresión también, quiero verla otra vez con público cuando/si se estrena en cine en Mexicali).
Saludos.

Josafat M. dijo...

La única falla de la película es que la sangre la hayan hecho con CGI, eso me enoja, se ve tan chafa, no engaña a nadie; por eso mismo no le daría cuatro estrellas a Devil's rejects.

Joel Meza dijo...

Uf, cuando la vea otra vez te digo, Josafat. En DVD no me molestó (ni lo noté, en realidad).

Josafat M. dijo...

Al vatillo que le dice "I need you to step out of the vehicle" ahí es muy notorio.

Joel Meza dijo...

Josafat, por si te das una vuelta: ya la ví en cine y no podría decir si la sangre en esa toma tan corta es utilería real o un dibujo sobrepuesto. Me siguió impresionando la frialdad de la situación.

irma dijo...

siempre he dicho que no entiendo las criticas de ustedes ernesto y tu y otros pero la pelicula me gustó pues sentía que estaba leyendo el periodico de aquí un dia cualquiera. me hubiera gustado que lo mataran o de perdida lo metieran a la carcel aunque luego se les escapara saludos

Joel Meza dijo...

No cabe duda, a las mamás no se les puede engañar...
Mamá, tu crítica da justo en el clavo: la escalada de crimen y violencia presentada en la película no es exagerada, cualquier día de periódicos rebasa lo que vemos en "Sin lugar para los débiles". Y el punto final es, como dice el sheriff, ¿le hacemos frente o nos hacemos a un lado?
Gracias por tu visita. Un beso.

Josafat M. dijo...

Y eso que no vives en Culiacán.
Bueno, cuando vuelvas a ver la movie, nota la velocidad con la que se desliza la sangre.