lunes, 11 de febrero de 2008

Reseñas de la cartelera semanal / Feb 8 al 14, 2008

Sweeney Todd: El Barbero Demoníaco de la Calle Fleet ***1/2
(Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street, EUA/RU 2007)
Calificaciones: ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Lo que sí me gustó de Sweeney Todd:
1. Que no es un musical, más bien una ópera (¿opereta?). Así, los personajes cantan y cantan y cantan, en vez de hablar, hablar y a ratos cantar.
2. El hilarante cameo extendido de Sacha Baron Cohen.
3. Las voces cantantes de Johnny Depp y Alan Rickman. Un poco menos la de Helena Bonham Carter.
4. La escena del sueño del personaje de Helena Bonham Carter, deseando casarse con el de Johnny Depp.
5. El exacto punto medio, con el dueto de Depp y Rickman, seguido por la canción donde Depp y Bonham Carter escogen, de las calles de Londres, los "ingredientes" para sus pasteles de carne.
6. La sangre que por litros corre, gotea, salpica, ensucia y baña escenario, personajes y pantalla (me emocioné cuando me preguntó la boletera si las dos entradas que pedí eran para dos mayores de edad: "Qué, ¿está muy sangienta?").
7. El chalán nacote de Timothy Spall dándose ínfulas de finura y quedando, como suele pasar con gente así, como un simple nacote amanerado. Justo en el clavo.
8. El quinceañero Ed Sanders, primero como gracioso ayudante de Sacha Baron Cohen, después como el incondicional de Helena Bonham Carter.
9. El sucio Londres de cielos contaminados creado por Tim Burton. Haga usted de cuenta Mexicali en un día claro.

Lo que no me gustó de Sweeney Todd:
1. Que poco después de salir del cine ya se me habían olvidado las canciones, excepto por la melosa "I feel you, Johanna..."
2. Pensar durante la película y confirmar después de verla, que se cortaron varias canciones de la obra en que está basada.
3. Enterarme, precisamente, que esta versión de la historia del barbero demoniaco, originalmente es una obra de Broadway de fines de los 70s. No tenía idea.
4. Lo rutinaria y repetitiva que se tornan por momentos la puesta en escena y la partitura.
5. Decir "Tweeney Sodd" (tuini sod) cuando pedí los boletos.
6. Haber tenido que verla pendiente de la salida de emergencia, por el "enjambre" de temblores que nos ha recetado la Falla de San Andrés y anexas, desde el viernes 8 hasta el día de hoy (13 de febrero) en el norte de Baja California. Prefiero moronga a granel cualquier día.

8 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

6. Haber tenido que verla pendiente de la salida de emergencia, por el "enjambre" de temblores que nos ha recetado la Falla de San Andrés y anexas, desde el viernes 8 hasta el día de hoy (13 de febrero) en el norte de Baja California. Prefiero moronga a granel cualquier día.

Nota: uno de mis tatuajes dice esto...

'Ten cuidado con lo que pidas, que puede cumplirse.'

Joel Meza dijo...

Eso me recuerda el caso del negro que tenía tatuado en donde termina una pierna y empieza la otra: WENDY.
Lo cual a su vez me recuerda el caso del Bigotón de Tijuana (historia compartida con Diezmartínez), que, en turno, me lleva a la moronga que corre por esas calles. Tiene usted razón, Duende. Como dirían los primos: I'll take my chances [with the earthquakes] any day.

Tyler dijo...

Ese tatuaje del que habla el Duende suena como a uno de los muchos que lleva el personaje de Guy Pearce en Memento.

El Duende Callejero dijo...

Jajajaja... Lo lamentable, que es verdadero. Ese y otros cuatro.

Joel Meza dijo...

Una buena forma de ser identificado después del apocalisis zombiesco.

Josafat M. dijo...

Tweeny Sodd! qué le pasó compadre ? se le lenguó la traba ?

Rafael Ibarra Mojica dijo...

Que tal. Apenas el martes mi esposa Elsa y yo rentamos esta película, porque además de que nos gusta mucho como actúa Johnny Deep, las películas de Tim Burton son garantía de que el tiempo dedicado valdrá la pena. Nos gustó mucho, bueno aunque a Elsa se le hizo que estaba muy sangrienta, pero para mi es parte de la esencia de esta película.

Resultaba curioso cuando se ponían a cantar. Yo tampoco sabia que era originalmente una obra de teatro, y que buen resultado nos regaló Tim Burton.

Y de acuerdo en la actuación del "el chalán nacote de Timothy Spall", jajaja. Daba una sensación entre asco, risa, lástima y coraje. Buena actuación.

Gran película.

Saludos!!!

Joel Meza dijo...

Qué tal, Rafa, qué bien que se aventaron ya este trabajo de Burton y Depp. A mí me satisfizo mucho y ahora mi pendiente es rentar en el blockbuster el DVD de la obra en Broadway, donde el protagonista es Ray Winstone (el amigo traidor de Indiana Jones en la cuarta). Me gustaría oir todas las canciones y además ver cómo se resuelve en escena el asunto de los asesinatos uno tras otro. Así, sí dan ganas de ver sangrita.