domingo, 24 de febrero de 2008

¿Por qué hacerle caso a Oscar?

Nota el 24 de Febrero, 2008: Escribí el artículo que sigue hace seis años, en Marzo de 2002, a petición de mi entonces editor de La Voz de la Frontera, con la encomienda de "localizar" los premios Oscar del día 24 de Marzo de ese año. Como normalmente los distribuidores de cine en México nos mantienen con un fuerte rezago en lo que hace a buen cine, más que una visión local de los premios, decidí exponer algunas razones para el interés -o desinterés- de mis paisanos sobre el programa de esa noche.
Releyéndolo, encuentro que las cosas no mejoran con los años y ahora hay que agregarle la renovada conciencia sísmica en mi rancho, que nos hace pensar dos veces si vale la pena meterse a un edificio cerrado, lleno de gente, a esperar a que nos llegue "the big one" mientras seguimos las peripecias de actores disfrazados de personajes interesantes.
Pero divago. El punto original de mi razonamiento de 2002 se centra en todas las películas pendientes por estrenar en Mexicali y hoy, 24 de Febrero de 2008, seguimos en las mismas: ¿por qué hacerle caso a Oscar? Usted decida.


¿Por qué habríamos de ponerle atención a la entrega de los Oscares esta noche? Digo, aparte del espectáculo musical, el humor muy particular de la anfitriona de este año, Whoopie Goldberg y los ocasionales tacos de ojo que nos podamos aventar como televidentes con las y los bonitos de Hollywood luciendo sus mejores galas, ¿realmente hay algo de interés para los cinéfilos cachanillas en la ceremonia?

Echemos un vistazo a las películas nominadas en las distintas categorías. De 50 enlistadas, únicamente 14 se han exhibido en nuestra ciudad y en orden alfabético son: A.I. Inteligencia Artificial, Amnesia, Día de entrenamiento, El diario de Bridget Jones, El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo, Harry Potter y la Piedra Filosofal, Jimmy Neutron: El niño genio, La caída del Halcón Negro, Monsters, Inc., Moulin Rouge: Amor en Rojo, Pearl Harbor, Shrek, Una mente brillante y Vanilla Sky.

Es cierto que no todas las 50 son cintas que normalmente veríamos en nuestras pantallas; recordemos que en la lista hay documentales y películas cortas, para los cuales no existe un espacio ni un público mexicalense. Aún así, las compañías distribuidoras en México usualmente escogen películas y fechas de estreno de acuerdo a sus experiencias con el público nacional y el resultado es que muchas que podrían no ser atractivas (en términos de taquilla) van quedando rezagadas e incluso no se llegan a estrenar sino hasta uno o dos años después, si acaso. Nuestra localización geográfica nos permite, además, observar un curioso fenómeno cultural. Muchas de las películas que nunca llegan a las salas cachanillas tampoco son exhibidas del otro lado de la frontera, en los cines de Caléxico y El Centro. Para mencionar un ejemplo, las anuales entregas de Woody Allen, que si bien no es un director de arrastre sí es muy conocido, rara vez llegan a nuestras carteleras y nunca a las de nuestros vecinos. De algo nos querrán proteger los distribuidores.

Pero regresemos a las nominadas. La categoría más obvia, Mejor Película, tiene 5 películas de las cuales 3 han sido ya vistas en nuestra ciudad. De ganar una de éstas, los cachanillas podremos estar o no de acuerdo y entablar mañana lunes acaloradas discusiones en torno a los garrafones de agua de nuestras respectivas oficinas. En otras categorías más o menos igual de comprensibles, como Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Director, la cuenta es más o menos igual. Aproximadamente el cincuenta por ciento de las nominaciones han pasado por los proyectores locales, lo que nos da más material para echarle leña al fuego de las discusiones cinéfilas. Pero, ¿y si gana una de las películas, actores o directores cuyo trabajo no se ha estrenado aún en Mexicali? Bueno, en el mejor de los casos, el premio servirá al respectivo distribuidor para traerla en estreno precedida de la consabida imagen de la estuilla dorada, buscando atraer más espectadores. Por otro lado, tenemos todas las demás categorías en la premiación, de las cuales la mayoría no entendemos cabalmente qué es lo que se premia. ¿Me podría alguien decir exactamente en qué consisten las ternas de Sonido y Edición de Sonido? Sí, son dos distintas.

Así, tenemos que realmente no conocemos la mayoría de las películas de las que se hablará esta noche pero podemos tener la esperanza de un buen banquete cinéfilo en los siguientes meses. Sin embargo, recordemos que tenemos en puerta varios estrenos anunciados desde hace meses, que definitivamente ocuparán los lugares preferenciales en nuestras salas locales, como E.T. El Extraterrestre, El Hombre Araña y Episodio II, por mencionar sólo tres de las esperadas para la primera mitad de este año. La pregunta entonces sería, ¿habrá lugar en cartelera para estas posibles ganadoras que aún no conocemos?

Puede haber muchas razones para sentarse frente a la tele esta noche a ver la entrega de los Oscares. Pero también hay otras para no hacerlo. La primera en mi lista, en vista de las circunstancias, es empezar desde hoy a ver las películas nuevas en cartelera, para hacer espacio a las nominadas aún no vistas, claro, changuitos para su estreno en Mexicali de por medio.

16 comentarios:

Josafat M. dijo...

Uno se siente desanimado con ese rezago que hablas y lo peor de verlos (los oscares) es que te dan más ganas de ver esas películas que no han llegado, es algo tortuoso.

Joel Meza dijo...

Exactamente, Josafat. Tortura. Exactamente.
Mis papás viven en Culiacán y cada semana me piden recomendaciones sobre la cartelera. Reviso por Internet y veo que sufrimos del mismo mal. Tanto por ver y los exhibidores mantienen pura basura. Tortura.

Joel Meza dijo...

Por cierto, ese año la película oscareable que fui a ver al cine mientras se transmitía la ceremonia, fue Jimmy Neutrón (ya sé, ya sé...). Gran mejora este año. El plan, si no tiembla, es ver Atonement.

d-47 dijo...

Buen articulo. No solo pasa en Mexicali, tambien en el DF. Pero tu tenias un screener de no country, no? Ya la viste, que te parecio?

Joel Meza dijo...

Gracias. Y como decía, también al otro lado del cerco, en Calexico... la estupidez de la distribución de cine no tiene fronteras, no cabe duda. Y ahora que lo pienso, hasta salta continentes. Hace 4 años tuve la oportunidad de pasar unos días en Madrid y la cartelera era casi casi la misma que en Mexicali. Por ahí tengo un artículo al respecto, que también voy a desempolvar.
Saludos.
Ah, y creo que es Josafat el del screener de No Country... imagino que después de la entrega no aguantó la presión.

Tyler dijo...

Si, eso también pasa en el DFectuoso. De hecho esta es la primera vez en mucho tiempo que antes de la entrega ya se habían estrenado todas las cintas nominadas a mejor película. Esperemos que eso se convierta en sana costumbre y no solo eso, sino que se traslade a toda la república.

Bueno y a que se deberá que se tarden tanto en llevar alguna película a las demás ciudades? Digo con un festival como el FICCO o Ambulante pues se entiende, son pocas copias, pero cuando se trata de un mega estreno tipo el Hombre Araña, la verdad si es absurdo que no lo pongan en todo el país. Que tontería.
Saludos.

Joel Meza dijo...

Finalmente la exhibición tiene que ser un negocio y los distribuidores le apuestan, en las ciudades medianas y pequeñas, a películas que la mayoría abarrotará semana tras semana. Lo cierto es que el gran público generalmente dice sacarle la vuelta a películas que se les ha dicho de antemano que son buenas, en favor de cine "que no los haga pensar". De ahí se agarran los distribuidores para convertir el deseo en realidad.
Lo chistoso es que, al menos una vez al año, reciben pruebas de que la gente sí paga por ver una buena película. No deja de sorprenderme gratamente el ejemplo de hace dos años con La Caída (ésa sobre la secretaria de Hitler), que, casi a base de publicidad de boca en boca, duró cerca de dos meses en Mexicali.
Otro punto en contra de los distribuidores, al menos en la frontera, tiene que ver con la distribución en DVD. Empezando por blockbuster, todos los videoclubs de la frontera norte tienen disponibles los grandes estrenos en Región 1 tan pronto como salen en EUA. En consecuencia, muchas de las películas llegan primero a la renta en DVD que a las salas de cine. Ni siquiera ésto los hace recalendarizar sus estrenos en la región fronteriza con EUA.

d-47 dijo...

Es cierto. Michael Clayton y la de In the valley of Elah acaban de salir en DVD, R1. Por ejemplo, Bug ya salio hace varios meses en DVD, y aunque no estuvo nominada, apenas la van a estrenar.
No empecemos con Hannibal Rising o la que estrenaron el fin de semana, Fragil...

Perdon por la confusion del screener. Aun asi, ¿que te parecio No cuontry? Si es q ya llego a las salas y la viste

Joel Meza dijo...

Sigo pendiente con No Country... de lo nominado, este fion de semana sólo Atonement (mucho estilo y la tragedia de la guerra me ganó sobre el melodrama) y Gángster Americano (me dio coraje).

Tyler dijo...

Que te pareció el plano secuencia de Atonement Joel? A mi me dejó pasmado.

Joel Meza dijo...

Fotográficamente me gustó MUCHO. Narrativamente creo que no aporta tanto a la historia. Los mejores puntos narrativos de esos cinco minutos me parece que se dan las pcoas veces que vemos la cara de James McAvoy (muy bueno para expresar desesperanza y desolación, me llegó mucho su actuación).
Y, en todo caso, es la imaginación de Briony.
Maldita anciana, que arda en el infierno.

d-47 dijo...

Buena observación. Pero yo creo que si aporta narrativamente. Finalmente la mentira de Briony llevo al joven a la prision y luego a los horrores de la guerra. Finalmente, es parte fundamental de la historia, y la manera en que McAvoy se aferra mas al regreso con su amada.... mi opinio, digo.
Jejeje... ¿porque odias tanto a la pobre anciana?

Joel Meza dijo...

Completamente de acuerdo; el episodio de la guerra, completo con el paso por la playa son parte fundamental de la historia. Lo que quiero decir es que la forma como se desarrolla el plano secuencia me pareció más autocomplacencia de los cineastas que vital a lo que se muestra. Hubiera preferido que la cámara se quedara todo el tiempo con McAvoy, para acentuar su desgracia a través de mostrar sus reacciones.
Aquí hay una liga donde Seamus McGarvey describe no sólo cómo hizo la toma, sino las razones para hacerla así:
http://tinyurl.com/2es4uv
Nada qué ver con la historia, sino razones logísticas. Nuevamente, muy impresionante, pero al leer la descripción del fotógrafo, crece mi idea de que la escena final en pantalla nació de las razones equivocadas.
-----
Y a la Briony anciana no le puedo desear menos, por pretender disculparse con una historia feliz para quienes fueron destrozados por su idiotez de juventud. En todo caso, si en la novela (dentro de la novela/película) también existiera el momento de confesión y terminara reconociendo que nunca podrá reparar el terrible daño, no me molestaría (tanto -después de todo, dejó el camino de la expiación a través del servicio a los demás, para convertirse en una novelista famosa). Pero no, tuvo que entrevistarla alguien para que lo hiciera. Que arda. Y en sus tres encarnaciones.

Tyler dijo...

Sí, que arda!

Por su culpa Keira también sufre mucho, pobrecita. jeje

Joel Meza dijo...

No sé... creo que McAvoy sufrió mucho más, Keira sólo se queda esperando.
-----
A propósito de interpretación de imágenes en pantalla, Sidney Lumet cuenta una anécdota muy buena de Kurosawa, donde le preguntan acerca de cómo se realizó cierto encuadre en una de sus películas de samurais, que, en opinión de quien preguntaba, debía haber una razón narrativa. Y Kurosawa contestó (palabras más, palabras menos): "Bueno, quería que saliera el monte Fuji, éso sí. Si movía la cámara un poco a la derecha, aparecía el aeropuerto. Y si movía la cámara un poco a la izquierda, aparecía una fábrica. Y como es una película de samurais, sin aeropuertos ni fábricas, tuve que dejar la cámara en donde quedó."
Tan tán.

Tyler dijo...

jajaja muy buena anécdota. Los grandes genios tienen esa sencillez que deberían aprender los que van empezando.