viernes, 4 de abril de 2014

Capitán América y El Soldado del Invierno *

(Captain América: The Winter Soldier, EUA 2014) Clasificación México ´B´/ EUA ´PG-13´
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala
Hay una razón por la que tenemos dichos como “segundas partes nunca fueron buenas”: porque generalmente resultan ciertos. Lamentablemente, a la muy buena película que nos presentó al Capitán América: El Primer Vengador (EUA 2011), sigue esta aburrida y rutinaria segunda historia que no hace más que repetir algunos chistes y situaciones de la aparición del Capitán América en Los Vengadores (EUA 2012), en medio de una fallida historia y una mala puesta en imágenes.

No entretendré mucho al lector describiendo la falla de Capitán América y El Soldado de Invierno. Mejor parafraseo al gran Groucho Marx: el error es tan simple que una niña de siete años lo puede entender. ¡Tráiganme a una niña de siete años! Me explico: mi pequeña hija se negó a acompañarme a verla al estreno, porque "esas películas de superhéroes son muy aburridas; el bueno se da de golpes con el malo sin parar; no se entiende por qué se están peleando y cuando no vemos la pelea es porque otros señores se ponen a platicar en una oficina." Esta niña tiene futuro...

Por lo demás, los elementos visuales, como de costumbre en las producciones de Marvel, son impresionantes a la hora de presentar naves inmensas y explosiones gigantescas. Sin embargo, a la hora de las mentadas peleas, los directores Anthony y Joe Russo han elegido sacudir tanto la cámara que resulta imposible saber quién le está picando los ojos a quién. Al menos y hablando de ojos, en la escena del ataque masivo al tuerto Nick Fury, se tuvo la decencia de mantener tomas abiertas con cámaras estables, convirtiéndose en lo mejor de la película, pero nada más.

En cuanto a los actores, Chris Evans está impecable como el Capitán América. Scarlett Johansson y Samuel L. Jackson repiten con gracia sus personajes de Los Vengadores pero el veterano superestrella Robert Redford decepciona al presentarse solamente a cobrar el cheque. Bueno, ya sabemos para qué se usó lo que pagamos por nuestro boleto.

1 comentario:

José Antonio Gaitan Richkarday dijo...

Samuel L. Jackson se robo la pelicula, que sorpresa...