lunes, 23 de abril de 2012

Las destruibuidoras de cine/IX: Desocultistas...


Ayer vi este póster en el cine (fui a ver otra película; aún no veo Cristiada). No tengo idea de a qué le tiran el estudio y la distribución.

El slogan, "La Historia de México que te quisieron ocultar" apela al morbo, evidentemente. Pero el póster muestra en el centro a Andy García, Eva Longoria -muy tapadita- a un ladito, Peter O'Toole en una orilla, vestido de sacerdote y otros dos tipos no identificados por mí, vestidos de vaqueros mexicanos. Por ahí atrás de Peter O'Toole se ve la silueta de una iglesia.

Nada en el póster me remite a "la historia que me quisieron ocultar". Y nada en el póster me invita a verla, excepto tal vez por el título y mi interés por saber más de la guerra de los cristeros, de la que tanto oí cuando era niño y vivía, precisamente, en Sahuayo, Michoacán, uno de los lugares donde las cosas se pusieron canijas precisamente durante la Cristiada; tanto así que en los '70s la gente todavía hablaba de eso, pero yo no encontraba nada en ningún libro de Historia.

Pero, a ver: ¿desde cuándo los estudios de Hollywood se distinguen por hacer fieles crónicas de hechos históricos? Si quiero conocer la historia que me quisieron ocultar o cualquier otra aunque no me la hayan querido ocultar, no me meto al cine a ver una película, a menos que sea un documental y aún ahí pongo por delante todas las reservas que el caso amerite.

¿A qué le tiran los distribuidores? Casi puedo asegurar que para el público que llena los cines actualmente (adolescentes y veinteañeros), ni Andy García ni Peter O'Toole son conocidos ni mucho menos imanes de taquilla. El otro mono en el cartel es un perfecto desconocido y eso sólo nos deja a Eva Longoria como identificable por muchachos calenturientos y chamacas noveleras. Pero como sale tapada y con velo en la cabeza, junto a un sacerdote viejito y con una cruz arriba, no creo que el público
potencial escoja arriesgarse a ver si se le alcanza a ver algo en la película o si se avienta a algún jardinero cual esposa desesperada.

Si no funciona el morbo del slogan (y apuesto que no funcionará: los adolescentes están más interesados en saber qué se les ocultó de Harry Potter o de los vampiros y lobos de Crepúsculo, en todo caso), eso deja únicamente el título: Cristiada. Y como precisamente esa parte de la historia nacional ha sido ocultada sistemáticamente por décadas, si yo tuviera un cine le daría 2x1... qué digo, le regalo la entrada a cualquier adolescente que pudiera demostrar en taquilla, que sabe lo que significa el
término, sin hacer google en su celular.

Y lamento esa estrategia de mercadeo si la película al final resulta buena. Independientemente de si me cuenta o no la historia que me quisieron ocultar, toda película buena merece ser vista. Las demás, no.

7 comentarios:

J Luis Rivera dijo...

Me parece mucho más creepy la versión del poster de "Cristiada" que trae al papa actual Benedicto XVI.

No notas como que el cine religioso is back with a vengeance? Esta, "El Gran Milagro", "Guadalupe", la de "Marcelino Pan y Vino"...

Rafa Ibarra dijo...

Neta que esa película no se antoja ni ir a verla, ni rentarla tampoco.

Por cierto, ¿ya viste la caricatura de Paco Calderón sobre esa película? Si no, aquí te la paso:

http://pacocalderon.net/modules/myalbum/photo.php?lid=3116

Saludos.

Carl Zand dijo...

Lo único en cine que recuerdo sobre el tema es "La guerra santa" de Taboada.

Miguel Fimbres dijo...

Hola Joel,
Así como tú, tampoco se me antoja verla. Ni por TV.

He leído muy malos comentarios de personas que si la han visto y creo que la impresión que nos llevamos con ese poster no es la equivocada.

Saludos,
Miguel Fimbres
Amigos de la Vid

Joel Meza dijo...

J. Luis, no he visto ese cartel con el papa actual. Quiero pensar que es como esos otros carteles de cualquier otra película, donde aparece el nombre de, por ejemplo, Diezmartínez y una cita fuera de contexto a su reseña: "Poderosa..." y ya uno le puede agregar al adjetivo lo que guste.
Sobre el cine religioso del que hablas, sí me llama la atención, pero más me llama la atención que sean películas malas. Así, cómo...

Rafa, ah, ese retrato de Calles con su piochita... supongo que es la manera de Paco Calderón de decir que la película es mala desde las formas. Claro que yo hasta no verla, no opino más que de la estrategia de mercadeo.

Zand, a buscar esa película entonces. Y a proyectarla. ¡Salud!

Miguel, definitivamente con esta película sí me espero a leer alguna reseña.

Negrito dijo...

criticar esta pelicula, nos pueden traer diferencias con nuestra querida Marcela, que desde su trinchera la promovio hace unos dias, Me salta a la vista(como diria mi estimado chodo) que esta patrocinada por intereses religiosos en Mexico, no haz notado los cometarios de ViVa Cristo Rey, que se han desatado desde la visita del Papa.

Joel Meza dijo...

Compadre, ya que la vea te cuento. Mientras tanto, mi pega es con el mercadeo tan pobre. Por cierto, me dice Jorge Luis "has visto peores..."