jueves, 30 de septiembre de 2010

Viernes de radio: Tony Curtis.

Como todos los viernes del último mes y como dijera Germán Dehesa, hoy toca y estaré nuevamente con Ricardo Gómez, en el programa de radio "El Despertador" para platicar un poco de cine. Usted puede oírnos, si está en Mexicali, Baja California, por Stereo Vida 104.9 FM. O bien, por internet aquí y acá, en punto de las 8:30 am, Hora del Pacífico (El Despertador se transmite de 8:00 a 10:00 am Hora del Pacífico).

Pues sí, como dicen, se está muriendo gente que antes no se moría y este 30 de septiembre le tocó el turno a Tony Curtis, que se nos adelantó a los 85 años. Hoy lo recordaremos en un divertidísimo papel, en una de las mejores comedias de la historia del cine, Una Eva y Dos Adanes (Some Like It Hot, dirigida por Billy Wilder, EUA 1959). Acompañan a Curtis, nada menos que Jack Lemmon y la despampanante Marilyn Monroe.

Curtis y Lemmon son Joe y Jerry, dos músicos de Chicago que, en plena década de los '20s del siglo pasado, por accidente son testigos de una masacre llevada a cabo por la mafia. Para escapar de una muerte segura, Joe y Jerry se ven forzados a convertirse en Josephine y Daphne, dos "señoritas" que son contratadas por una orquesta de mujeres para tocar en un hotel de playa. Ahí, Josephine/Joe verá una y otra vez frustrados sus intentos de enamorar a Sugar (la hermosa Marilyn), mientras que Daphne/Jerry buscará por todos los medios quitarse de encima a un obstinado millonario que se ha enamorado de la "bella" contrabajista.

Wilder combina exitosamente un vistazo al reinado del crimen durante la década de los '20s en los EUA, con los problemas de la gente para encontrar trabajo, contrastando con la opulencia de los centros vacacionales para millonarios. Todo en una ligera pero rápida comedia que se apoya en el trasvestismo y los consiguientes enredos, sin mayor afán que el hacer reír. El objetivo aquí no es la crítica ni el análisis social. Los elementos que se toman prestados de la realidad únicamente sirven como marco para una comedia desenfrenada que se extiende a lo largo de dos horas y culmina con uno de los diálogos más graciosos que he oído en una película.

Para los caballeros (que las preferimos rubias) está la presencia de Marilyn Monroe, pero las damas seguramente suspirarán por Tony Curtis. Claro, cuando aparece como Joe, no Josephine. Por lo pronto, aquí una probadita de Una Eva y Dos Adanes. Note cómo Wilder, utilizando sólo la luz de un reflector, consigue unas imágenes increíblemente sugestivas de Monroe pero, fiel al ritmo que le imprime a su comedia, intercala la discusión de Curtis y Lemmon, disfrazados de Josephine y Daphne.Una Eva y Dos Adanes está disponible en DVD R1 y R4 en videoclubes y tiendas especializadas y cualquier amante del cine y de la buena comedia se merece verla al menos una vez en la vida. Al menos.

5 comentarios:

Carl Zand dijo...

Nadie es perfecto. Un salud por Mr. Curtis. Un abrazo.

Diezmartinez dijo...

Esa espalda de la Monroe...

PS. Yo creo que Salcido se confundió porque se encontró con una igualita a Jack Lemmon.

Joel Meza dijo...

¡Ah, otras dos damas del cortejo!
Salud, camaradas.

Josafat M. dijo...

Compa, contestando su pregunta de cu cu cu cuándo, aquí está: http://cinevitable.wordpress.com/ no hay mucho qué ver pero ahí verás la reseña de las zombies chichonas niponas. Un saludo.

Joel Meza dijo...

Ya fui y no ví chichonas niponas. Sólo algo de esto y aquello. Qué bien que has regresado.