jueves, 5 de agosto de 2010

¡Me Muero Bichi!/II: Bájate los pantalones, Herzog

Porque el arte no necesita de estrellitas ni calificaciones, sigue mi batalla personal contra la estupidez de los destruibuidores de cine en México, desde la comodidad de mi sala. En cueros.
-O-
The Bad Lieutenant: Port of Call - New Orleans (Werner Herzog, EUA 2009)

Cuenta la leyenda que cuando el presidente Ronald Reagan visitó al presidente Miguel de la Madrid en 1985 (en Mexicali, Baja California, por cierto), el entonces secretario de Hacienda, Jesús Silva Herzog, llegó con los zapatos sucios. Mientras esperaban a Reagan, Silva Herzog aprovechó que pasaba un bolero con su cajón y fue a lustrarse los zapatos. En eso aterrizó el helicóptero de Reagan. Herzog dejó al bolero en medio de la faena y se acercó corriendo a De la Madrid, quien, viéndolo de reojo y notando que todavía traía los pantalones doblados por la boleada, le dijo en voz baja: "¡Herzog, bájate los pantalones!" a lo que Silva Herzog, mortificado, replicó "Ah canijo, ¿pos qué tanto le debemos???"

¿La moralidad -o, para el caso, la inmoralidad- tiene explicación? Terence McDonagh es un policía de Nueva Orleans. Impulsivo, recibe una condecoración. Se vuelve adicto a los tranquilizantes por una dolencia de la espalda. Corrupto, se involucra en una serie de situaciones que van de la inmoralidad al peligro de muerte inminente, pero nunca se detiene. Suertudo, habla sin parar mientras busca frenéticamente una salida para él y su novia, una prostituta cara que mantiene a Terence, lo aguanta, lo busca, lo ama. Humano, se acerca a su padre. Se aleja de su padre. Se acerca a su padre. Un alcohólico que sabe lo suficiente de su condición para su propio bien. Y para el bien de Terence. Terence, impulsivo, drogadicto, corrupto, suertudo, humano, inmoral, moral, podría morirse en una de esas y sin embargo no se muere. Así que sigue. Y sigue. Lo interpreta Nicolas Cage. Lo dirige Werner Herzog. ¿Su nuevo Klaus Kinski?. Nicolas, bájate los pantalones. Ah canijos, pos cuánto le debemos, Herzog...

10 comentarios:

Diezmartinez dijo...

Y las iguanas, las iguanas...

Joel Meza dijo...

Ah, las iguanas. ¿Inmorales? ¿Morales? ¿Suertudas? ¿Corruptas? ¿Reales? Herzgog y Cage. Las iguanas, supongo.

miguel dijo...

- Joel,
Pues a mi no me gustó; después de la original con Harvey Keitel, este remake (en mi rancho se le llama fusil) con Cage es prescindible.

Miguel

Amigos de la Vid

Diezmartinez dijo...

La conferencia de prensa en Venecia fue inolvidable. Cuando le preguntaron por qué las iguanas, Herzog dijo porque sí, porque le fascinaban, porque eran animales estúpidos... "Fue lo mejor de la película", dijo, con Cage cagado de la risa por un lado.

optimistic dijo...

fijate que no he visto ni la original ni la copia, pero todas las criticas para la de herzog le tundian re bonito...pst.. creo que lo sano será verlas en su correctisimo orden cronológico... y pasando del tema... cuantos directores verdaderamente habrán encontrado a "su nuevo/a"?
ni fellini encontro su mastroianni, ni scorsese su de niro (digo... di caprio? nahhh no hay comparación)
tal vez woody allen con mia farrow... pero la verdad, siempre preferí a diane...
creen que alguno lo consiguió exitosamente?

Joel Meza dijo...

Ernesto, yo creo que lo de las iguanas se les ha de haber ocurrido después de filmar la escena del cocodrilo, que, por cierto, habrá sido una coincidencia: "¡Mira! ¡Un cocodrilo atropellado! ¡A filmar!"

Miguel, cuando la vea, te cuento. Por lo pronto, a mí me entusiasmó, como de costumbre, el trabajo de Herzog.

Joel Meza dijo...

Optimistic, mmmmm... no se me ocurren otras parejas así. Con Allen, me gustaría seguir viendo a Scarlett Johanson, creo que hacen muy buen par, aunque el trabajo de Rebecca Hall en Wicky Cristina Barcelona me remitió más a esa Diane Keaton, ¿no crees?

Diezmartinez dijo...

El caso de Allen es probablemente único: algo les ha de echar en el café a sus actores porque, a pesar de que no da muchas instrucciones y que no repite tomas, todos ellos actúan "como en cinta de Allen": algún actor es copia de Allen más joven, una actriz en la Farrow joven, otra más es la Keaton joven y así. A veces los resultados no son tan buenos pero a veces, como el caso de Rebecca Hall, sí lo son.

PS. Ismael Rodríguez a Pedro Infante; John Ford a John Wayne; Capra a James Stewart y Gary Cooper...

optimistic dijo...

si eh, definitivamente, a keaton...

y una lástima, que no haya más casos como el de Allen en el cine...

es vigorizante, ver a un director retomar nuevos aires con gente distinta y con la misma fuerza que en sus ayeres

Joel dijo...

Ernesto, también pensé en al menos Ismael Rodríguez/Pedro Infante, aunque desde el ángulo de Optimistic, por ejemplo, Don Ismael nunca pudo sustituir a Infante.

Y el caso de Mia Farrow es terrible. Si mal no recuerdo, hace algunos años comentamos cómo en sus trabajos posteriores Farrow exhibía la huella, casi pisotón, de Allen por todos lados.