lunes, 23 de agosto de 2010

Actividad Paranormal *

(Paranormal Activity, EUA 2007) Clasificación, México 'B-15', EUA 'R'
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala

Si usted trae prisa, acabaré pronto. Esta es una película mala.

Ahora, si usted tiene tiempo, sigamos. No le quitaré más de cinco minutos, lo cual es bastante decente aún si usted no se divierte ni encuentra valiosa e interesante esta reseña, considerando que Oren Peli, el director, nos roba la hora y media que dura Actividad Paranormal.

Para empezar, estamos frente a ooootra más de esas películas de terror que usa la ya conocida premisa de presentar material filmado por las víctimas del monstruo (o fantasma, o bruja o lo que usted guste) y que fue encontrado después de los horribles hechos. Huy. La historia, supuestamente editada y presentada por Paramount Pictures sin más créditos, excepto por un agradecimiento a "la familia" de los dos protagonistas y a la policía de San Diego, California, nos muestra durante varios días a la pareja de Micah y Katie, novios que viven juntos (en una casa sandieguina que parece rentada y amueblada sólo para la película). Resulta que Micah ha comprado una cámara de video profesional para filmarse en casa a él y a su novia, todo el día, todos los días, esperando captar la actividad paranormal del título y que, nos enteramos por las conversaciones entre ambos, persigue a Katie desde que era niña.

El plan de Micah es filmar y filmar hasta que en cámara aparezca algo interesante. Por los resultados, supongo que el plan de Oren Peli (el director, por si ya se le olvidó) era el mismo. Créame cuando le digo que durante la primera hora no pasa absolutamente nada digno de ser presentado en una pantalla de cine. O de tele, en mi caso, ya que la ví en DVD. Vemos a Micah y Katie platicar sobre la cámara nueva de Micah. Los vemos platicar sobre el fantasma o los ruidos o lo que sea que se supone que pasará. Los vemos dormir en su cama. Luego los vemos despertar en la mañana y ver el video de ellos durmiendo (y junto con ellos, nosotros volvemos a verlos durmiendo). En algún punto de esa hora, Katie platica con un vidente y le informa que ella estudia la universidad y su novio es agente bursátil. Y aunque algunos subtítulos nos van informando que van pasando los días, nunca los vemos hacer otra cosa que no sea platicar de la cámara, o del fantasma o los ruidos o dormir. Y ver el video de ellos mismos durmiendo.

Justo a la marca de la hora aparece en pantalla una ouija que hace cosas que podrían ser interesantes, cuando nadie (por supuesto) está presente en la habitación. ¿Y qué hacen Micah y Katie cuando regresan y se dan cuenta que algo ha pasado con la ouija? Lo más lógico sería revisar el video recién grabado para saber qué pasó, ¿no? Pues no. A continuación, lo que vemos es a Micah y Katie hablar sobre la cámara de Micah, platicar sobre el fantasma o los ruidos y dormir en su cama. Y al día siguiente vuelven a ver el video de ellos durmiendo. Y así sucesivamente, hasta que la película se acaba, con una toma "sorpresiva" que, para más referencias, aparece en los anuncios de la película. Sí, justo como los anuncios de [REC], aquella película española con una premisa parecida donde lo mejor, además de varios sustos provocados por unos zombis inoportunos, era la españolita menudita de dientes de conejo que aparecía en esa toma de los anuncios. ¿Recuerda usted? Pues haga de cuenta.

Excepto que en Actividad Paranormal no sale ninguna españolita menudita de dientes de conejo, ya no digamos zombis inoportunos, sino una tejana veinteañera (Katie) que podría ser la hermana fea de Zooey Deschanel. Micah es interpretado por otro veinteañero de rostro fácilmente olvidable (y más porque mucho del tiempo es él -o su personaje, mejor dicho- quien está detrás de la cámara). Ambos actúan de manera competente, estoy seguro. Al menos no aparentan ser otra cosa que Micah y Katie, hablando y durmiendo. Al respecto, recuerdo que Gene Siskel, el fallecido crítico de cine de Chicago que se hiciera famoso en la tele gringa durante los '80s, junto a su colega Roger Ebert, tenía una medida para definir si una película valía la pena o no. Se preguntaba Siskel: ¿Es ésto más interesante que un documental de los mismos actores, sentados a la mesa, comiendo y platicando? Le diré: durante esa hora y media, Micah y Katie ni siquiera tienen la decencia de sentarse, aunque sea por cinco minutos, a comer.

3 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Lo siento, imposible que Zooey Deschanel tenga hermanas feas. Es más, ella es la hermana fea de Emily Deschanel (jo, se nota lo interesante de la película, que conviene más discutir la fealdad entre dos hermanas de ojos diabólicos).

Joel Meza dijo...

Así es, Duende. Por mi parte, imposible, ante la premisa del material "encontrado" después de la tragedia y sobre todo esa toma final, dejar de mencionar a la españolita menudita de dientes de conejo (frase acuñada por tí, por supuesto).

El Duende Callejero dijo...

Ah, la españolita esa... Lástima que la lana es canija y la metieron en esa cosa llamada [Rec 2]