miércoles, 12 de diciembre de 2007

¡Viva la tecnología! / Mis mejores pases (computarizados) en el cine

La cartelera local ya cambió para bien, pero mis deberes de padre de dos bebés (y los del trabajo que nos da de comer) me han impedido ir a atestiguar el celebrado debut como director de Ben Affleck en Gone Baby Gone. Mientras tanto y a propósito de Beowulf, reseñada en este blog la semana pasada, aquí van mis momentos favoritos de animación computarizada en el cine.
Aclaro que, como se trata de momentos, dejo fuera todo el cine de Pixar, que por sí sólo es una extraordinaria categoría aparte. También dejo fuera Final Fantasy, casi por la misma razón, pero sobre todo porque las gráficas, impresionantes y todo lo que usted guste, no me provocaron gran emoción y ya he olvidado casi todo de esa película. En resumen, en la lista que sigue recuerdo películas de acción viva que me han conmovido por su atinado uso de las tecnologías de animación digital. Van como las voy recordando y con saludos para mi amiga Lucía Morgan, profesional de la animación.

1. TRON (1982). Todas las secuencias que ocurren (prácticamente toda la película) dentro de la computadora en la que es atrapado el diseñador de juegos de video Jeff Bridges. Nada menos que el primer largometraje que utilizó gráficas generadas y animadas por computadora. Ya pa' si no la pongo en esta lista. Además, la técnica de filmación en blanco y negro, para colorear con luz en post producción, da un efecto neón/luz negra que ambienta perfectamente esas secuencias.

2. El Gollum, de Las Dos Torres y El Retorno del Rey (2002 y 2003). Simplemente el personaje dibujado y animado por computadora más convincente en pasar por un ser real, que ha aparecido en el cine hasta la fecha.

3. La primera vez que vemos a los dinosaurios de Parque Jurásico (1993), de Spielberg. Eso se llama gusto por la imagen.

4. Yoda en Episodio II: El Ataque de los Clones (2002). Una muy buena sustitución del muppet de El Imperio Contraataca. No se ve igual, se nota que es un dibujo, pero la movilidad que le dio a la hora de las peleas me hizo aplaudir como niño en matinee. El resto de los dibujos con que Lucas atiborró la pantalla... son sólo éso: el resto.

5. De Forrest Gump (1994), tengo dos: La pluma flotante al inicio y al final, y los pájaros que salen volando del maizal como metáfora de los deseos de libertad de la pequeña Jenny, amiga de Forrest. Este último efecto, una pequeña muestra de que Robert Zemeckis sabe ser sutil en medio del alarde.

6. Y hablando de Zemeckis, en Contacto (1997) hay varias imágenes que disfruté mucho: la máquina que "lanza" la nave espacial, el interior de la nave cuando Jodie Foster inicia su viaje y cómo se diluyen las paredes al llegar a la playa extraterrestre.

7. Aunque para diluírse, nadie como Amélie (Le Fabuleux destin d'Amélie Poulain, 2001) cuando descubre a su enamorado en la cafetería.

8. Otros momentos de Zemeckis, ahora en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) Aunque la mayoría de los dibujos animados fueron hechos a la manera tradicional, los efectos tridimensionales fueron agregados digitalmente (¡ese vestido de lentejuela de Jessica Rabbit!), haciendo totalmente creíble la coexistencia de actores de carne y hueso con los de caricatura.

9. Otro de Zemeckis: el anuncio de oootra secuela más (en el año 2015) del Tiburón de Spielberg, en Volver al Futuro II (1989). Ya sé, ya sé, la gráfica no es nada impresionante. Pero la reacción de Michael J. Fox no tiene precio, considerando que Zemeckis es el mejor pupilo de Spielberg: "El tiburón se sigue viendo falso..."

10. La toma panorámica que muestra completo por primera vez el Titanic navegando por el Atlántico, con todo y pasajeros caminado por las cubiertas. Me dejó con la boca abierta ese Primero de Enero de 1998.

Pilón 1: Las burbujitas de sangre morada Klingon, flotando en gravedad cero, en Star Trek VI: The Undiscovered Country (1991), la última película de la tripulación original.

Pilón 2: El Hombre Araña columpiándose de su telaraña, entre los rascacielos de Nueva York, en El Hombre Araña 2 (2004). Sam Raimi se reivindicó, usando un dibujo animado mucho más elaborado y satisfactorio que la torpe animación de la primera película.

Pilón 3: Las arañitas robot que buscan a Tom Cruise en Sentencia Previa (Minority Report, 2002). Spielberg mezcla magistralmente acción viva con animación computarizada realista en esta hilarante secuencia. La reacción casi animal de la araña que finalmente descubre a Cruise es una muestra de lo que hace, para mí, un gran "pase" computarizado en el cine.

Me doy cuenta que Steven Spielberg y su pupilo Robert Zemeckis repiten varias veces en mi lista. No cabe duda que estos dos cineastas y colaboradores saben servirse de la tecnología y no al revés.

4 comentarios:

Diezmartinez dijo...

Buena lista. Por cierto, a propósito de Zemeckis: en el blog de David Bordwell, él y su esposa intercambian ideas sobre el cine de Zemeckis y Beowulf. Echale una ojeada.

Joel Meza dijo...

Estoy de acuerdo con lo que comenta Kristin Thompson, la animación se ve mucho más rudimentaria que lo mostrado en El Señor de los Anillos. No sé si Zemeckis haya hecho esa decisión concientemente, pero es evidente que actualmente está enamorado de esta tecnología y menos preocupado en cómo contar buenas historias.
No había caído en cuenta, además, que sus mejores películas son sus colaboraciones con Bob Gale, como apunta Bordwell.
Gracias por la recomendación, Ernesto.
(Aquí la discusión completa: http://www.davidbordwell.net/blog/?p=1669)

Josafat M. dijo...

A poco no te sorprendió el T-1000 ?

Joel Meza dijo...

Me cachaste, Josafat. Al momento de la lista no lo recordé, y ahora que lo mencionas, debo decir que sí, cada vez que aparecía el T-1000 metálico en pantalla, me reía nerviosamente. Por cierto, el T1000 también es un camionzote de Kenworth... ¿se habrán inspirado en Terminator?