jueves, 13 de noviembre de 2014

Interestelar **1/2

(Interstellar, EUA/RU 2014) Clasificación México ´B´/EUA ´PG-13´
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala
Para salvar al mundo, se necesitan ingenieros. Y científicos. Esa es la buena ciencia ficción, tal como la presenta el director Christopher Nolan en Interestelar, una aventura fílmica que, sin embargo y con toda la ciencia que presenta en pantalla, tiene como tema central la redención de un padre con su hija. Esos son los buenos melodramas e Interestelar es ambas cosas.

En un futuro muy cercano, el mundo ya no da para más. A causa de la sequía y las plagas, los cultivos de alimentos en todo el planeta se han reducido al maíz y las tormentas de arena son cosa de todos los días. Las economías mundiales dedican todos sus esfuerzos a optimizar la agricultura y cualquier otra actividad de estudio, investigación y aplicación de la ciencia está fuertemente regulada. Cooper (Matthew McConaughey) es un ingeniero y astronauta forzado al retiro (la NASA ya no existe) y dedicado, como todos, a sembrar maíz. Su hijo mayor, con bajas calificaciones, debe aceptar ser agricultor al terminar la secundaria. Su hija, en cambio, está destinada a estudiar ciencias en la universidad, como parte del programa de gobierno que intenta mejorar el mundo para las siguientes generaciones. En otras palabras, se ha aceptado un sacrificio generacional global. Cooper, criado en tiempos mejores, añora su trabajo como ingeniero y como astronauta pero parece morder la bala.

Puede usted adivinar que el astronauta retirado intentará regresar, al ser presentado como un rebelde por naturaleza. Su hija ha heredado, además de la facilidad para las ciencias, ese espíritu rebelde y, en el giro esperado, ambos se enfrascan en descubrir por qué algunos objetos en la granja parecen moverse solos. La buena noticia es que la historia, escrita por el propio director Christopher Nolan y su hermano Jonathan, hace que los personajes se basen en la aplicación de la ciencia para encontrar las respuestas (el afamado físico Kip Thorne fue el consultor para el guión, además de productor ejecutivo). De esta manera y sin revelar más de la trama, eventualmente habrá un viaje al espacio interestelar (si no, para qué el título), que involucra agujeros de gusano y agujeros negros, con algunas de las imágenes más sorprendentes de los últimos años en el cine de aventuras y que merecen ser vistas en la pantalla de cine más grande que usted pueda encontrar.

Interestelar no está exenta de fallas, siendo las principales la redundancia de diálogos y música y las motivaciones sacadas de la manga en algunos personajes. Sobre todo, ese defecto de Nolan de detener la acción para explicar, en lugar de simplemente mostrar (¿un científico explicándole a UN ASTRONAUTA los agujeros de gusano y los agujeros negros? ¿En serio?), pero no puedo negar mi deleite de ver usada la teoría de la relatividad como base para la historia del padre y su hija. Mucho más llegadora que la explicación en mis clases de Física en la prepa, definitivamente.

2 comentarios:

José Antonio Gaitan Richkarday dijo...

Joel, buena reseña como siempre, le debo preguntar: Vera Birdman, la nueva película de Iñarritu? Solo e escuchado halagos sobre ella, y pensé que nunca se estrenaría acá, ya que eso sucede con demasiadas películas buenas (Nightcrawler, Frank, etc.), y al enterarme de que esta ahora mismo en salas, no me la quiero perder. Las paralelas con el verdadero Michael Keaton parecen interesantes, y se dice que toda a película parece filmada en plano secuencia (Eat your heart out Cuarón!) simplemente no me la quiero perder. Por favor véala y reseñela.
P.D.
No sabe como me sentí al saber que hay gente llamando a esta película la siguiente 2001 (Kubrick)
!BLASFEMIA!

Joel Meza dijo...

Servido, José Antonio: por ahí en el blog aparece la reseña de “Birdman”. En cuanto a la comparación de Interestelar con “2001: Una Odisea del Espacio”… era inevitable: la escena del viaje del astronauta a través del agujero negro no niega la cruz de su parroquia kubrickiana. En realidad, “Interestelar” tiene más en común con “Contacto”, de Zemeckis (1997) y, en una idea muy interesante de mi amigo, el crítico Ernesto Diezmartínez (cinevertigo.blogspot.com), aún es más similar a “El Campo de los Sueños” (de Phil Alden Robinson, 1989), aquella película en que Kevin Costner construye un campo de beisbol en un maizal, para saldar deudas con su desaparecido padre.