domingo, 13 de julio de 2014

Maracaná ***1/2

Maracaná
(Brasil/Uruguay, 2014)
Calificaciones ****Excelente ***Buena **Regular *Mala
¿La historia la escriben los triunfadores? El documental Maracaná, de los directores Sebastián Bednarik y Andrés Varela, a través de una serie de fotografías, películas, entrevistas en video y audios de archivo, rememora desde los puntos de vista uruguayo y brasileño, la llamada Tragedia del Maracaná, tomando como marco de referencia el desarrollo paralelo del futbol profesional en ambos países.

“Cómo pude hacerle esto a esta gente tan buena…” se pregunta amargamente en Río de Janeiro, Obdulio Varela, capitán de la selección uruguaya, la misma noche en que debía estar celebrando el haberse coronado como primer campeón mundial de futbol en el mítico gigantesco estadio Maracaná, en julio de 1950, derrotando al poderoso anfitrión, la selección brasileña.

“La máxima sentencia de cárcel en Brasil son treinta años; yo llevo más de cuarenta pagando por esta culpa…” se queja en una entrevista a mediados de los 1990s un viejo carioca, Moacir Barbosa Nascimento, portero de aquella selección derrotada.

La tragedia del Maracaná lo fue para todo Brasil: gobierno ridiculizado ante el mundo y pueblo moralmente devastado. Pero también lo fue para Uruguay: todas estas décadas bajo la sombra de esa cada vez más lejana e irrecuperable victoria. Esta es la historia de una tragedia que escribieron los perdedores y siguen viviendo los triunfadores.

1 comentario:

José Antonio Gaitan Richkarday dijo...

Cliché
Más Oscuro y Atrevido
¿Recuerdan las historias de niños? Ya saben ¿Cómo Blanca nieves, Hansel y Gretel, Caperucita Roja, y Maléfica? ¿Sí? La industria del cine sabe que ustedes se acuerdan, y se las revenden con un giro. Solo hay que recordar Blanca Nieves y el Cazador, Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas, La Chica con la Caperuza Roja, Jack: El Caza Gigantes y Malefica. Todas ellas para sacar dinero a base de nostalgia. Irónicamente, varias de las historias originales en las que estas están basadas son aun mas oscuras, atrevidas, y mas importante, interesantes.