domingo, 2 de marzo de 2014

La Plaza ****

(The Square/Al-Midan, Egipto/EUA 2013)
Calificaciones  ****Excelente ***Buena **Regular *Mala
Dices que quieres una revolución...
Bueno, ya sabes: todos queremos cambiar el mundo.
-Lennon/McCartney

Dirigido por la cineasta egipcia-estadounidense Jehane Noujaim, La Plaza es un documental que sigue a tres activistas egipcios, desde inicios de 2011 hasta mediados de 2013, en su lucha contra el sistema político de Egipto a través de participar en las manifestaciones multitudinarias en la plaza Tahrir (una especie del zócalo del DF pero en El Cairo), que en 2011 dieron como resultado la renuncia del presidente Hosni Mubarak pero que, por lo visto, han servido de poco para realmente mejorar al país.


La documentalista Noujaim presenta los hechos desde el punto de vista de estos tres manifestantes: un joven veinteañero que de entrada nos dice que nació y ha vivido toda su vida bajo un gobierno opresor; un padre de familia de unos cuarenta y tantos años, miembro activo de la Hermandad Musulmana, que cree firmemente que su organización arreglará a Egipto a la caída de Mubarak; y el actor treintañero Khalid Abdallah, que pone su experiencia en los reflectores, al servicio de la causa. Noujaim intercala estas ocasionales entrevistas con imágenes de las masivas manifestaciones en la plaza Tahrir y nos muestra el papel, a veces anónimo, a veces protagónico, y muchas veces jugándose la vida, de los tres activistas.


Vemos a estos apasionados manifestantes tendiéndose las manos a pesar de diferencias en ideología y religión, ya peleándose entre ellos, ya reconciliándose; reconociendo que han logrado derrocar presidentes pero no han podido cambiar la Constitución; que todo, hasta ahora, se ha quedado en frases pegajosas. ¿Dices que quieres una revolución? Contesta cínicamente uno de los jefes militares entrevistados: “la revolución la hicimos nosotros, el ejército”. El documental de Noujaim ilustra perfectamente la definición del diccionario. “Revolución: Rotación de 360 grados de una figura respecto a su eje…”

2 comentarios:

Sergio Meza dijo...

Que bárbaro hermano, iba a poner que bruto (por brutal, contundente) pero me contuve; tu colofón con la definición del dipsionario es muy bueno y de paso le das la razón al expresidente Fox con aquella supuesta frase suya que le atribuye Virulo, donde propone un giro de 360°, es decir una REVOLUCIÓN completa

Joel Meza dijo...

Justo eso es lo que se me vino a la mente viendo este documental, Sergio: una revolución, finalmente, no es un cambio. Es una vuelta a donde mismo.