viernes, 30 de noviembre de 2007

Sección Porno / Mis mejores pases (eróticos) en el cine

******
Advertencia:
Aunque no hay restricción para entrar a este sitio, debo avisar que la siguiente entrada contiene material no apto para niños (y niñas). Si eres un niño visitando mi blog, primero que nada te agradezco, y te pido que pases a leer alguna de las otras entradas. Creo que todas son lo suficientemente seguras para cualquier edad. Ahora que si eres muy determinado, pues qué le vamos a hacer. No estoy yo ahí para desconectarte del Internet, que si estuviera, no dudaría en hacerlo. Para eso están tus mayores. Por otro lado, si es usted un adulto mayor de 50 años, probablemente el texto que sigue no le parecerá muy decente que digamos. Ni modo, es cuestión generacional y se lo puede saltar. Y si vive usted en un país donde leer cosas así es ilegal, entonces, ¿qué anda haciendo por aquí?
Advertidos están.
******

En vista de que la prometida sección de Porno anunciada en cinevertigo.com de Ernesto Diezmartínez nomás no termina de aparecer, e inspirado por una foto de Kathleen Turner (aparentemente) gozando de lo lindo, que Diezmartínez tuvo a bien publicar en su blog, va mi lista de los momentos más eróticos/calientes/porno que he visto en el cine (en pantalla, claro está, malpensado lector). Ahora que, pensándolo bien, qué puntadas son ésas de sentarse en la oscuridad de una sala de cine, rodeado de desconocidos, a excitarse sexualmente con una película. Parafraseando al columnista saltillense Catón y como dije antes en la Advertencia, las personas que no gusten de leer sobre momentos eróticos/calientes/porno, favor de saltarse a la siguiente sección. Al cabo que pa' todos hay.
Y sin ningún orden particular, van los que recuerdo en este momento (los numero nomás para saber cuántos son):
1. El Orgasmo de Meg Ryan mientras come un sandwich, en When Harry Met Sally, de Rob Reiner.
2. El Imperio de los Sentidos. Todo. Bueno, excepto el final. Ay. Ah, y tampoco la escena de la geisha.
3. Los encuentros en el departamento en El Ultimo Tango en París. Nomás no me pasen la mantequilla.
4. Shaft conociendo o, mejor dicho, pegándole una desconocida a una sabrosa africana en, precisamente, Shaft en Africa. Por cierto, ésta fue la primera escena de este tipo en toda mi vida. Tenía como 8 años y fui al cine con mis hermanos mayores, a ver "una película de balazos".
5. Sofía Loren. En cualquier película. Qué cuerpo, qué labios.
6. La emoción completamente reprimida, más que contenida, de Emma Thompson por Hugh Grant, en Sense and Sensibility, de Ang Lee.
7. Miguel Bosé asaltando a Victoria Abril en el camerino del cabaret, en Tacones Lejanos. De Almodóvar, por supuesto.
8. Marilyn Monroe iluminada por el reflector, cantando frente a la orquesta en Some Like It Hot.
9. La misma Monroe, dando besos "terapéuticos" a Tony Curtis en la misma película. Y pensar que Curtis después dijo que la experiencia fue como besar a Hitler. Mein Führer!
10. Maribel Verdú seduciendo a Diego Luna en el cuarto de un hotelucho, en Y tu mamá también.
11. Diane Lane recargada contra el barandal de la escalera, obligando a su amante francés a que le cumpla, en Unfaithful, de Lyne.
12. Damián Alcázar interrumpiendo su baño, para recibir caricias orales (órale) de su prima Margarita Isabel, en Dos Crímenes.
13. Jennifer Jason Leigh despertando con besos bajo las sábanas al novio de su obsesión, Bridget Fonda, antes de soltarle tremendo taconazo en Single White Female. Ay, otra vez.
14. Nathalie Baye y Sergi López describiendo sin describir, y por separado, sus encuentros en Une liaison pornographique.
15. Edwige Fenech. Edwige Fenech. Fantasía preadolescente.
16. Denisse Richards y Neve Campbell acariciándose y besándose en Wild Things. Ya sé. Es cosa de hombres... qué quieren.
17. Sylvia Krystel en Emmanuelle. Todavía algunas de las escenas me "emocionan". Algunas.
18. Scarlett Johansson recibiendo un masaje de Jonathan Rhys Meyers en Match Point, de Allen. Qué trasero tiene esta muchacha.
19. Jennifer Connelly tocando fondo y otras cosas en Réquiem por un Sueño, de Aronofsky. Otro buen trasero.
20. Nuevamente Scarlett Johansson, ahora como una nueva Lolita en El Hombre que Nunca Estuvo, de los Coen.
21. El dibujante cumpliendo su contrato con la dueña de la casa en El Contrato del Dibujante, de Greenaway.
22. Y ya que me acordé de Greenaway, Vivian Wu buscando lo que no encuentra, en El Libro de Cabecera.
23. Y la que despertó estos recuerdos: Kathleen Turner gozando en cualquiera de las películas donde... goza.

Bueno, si leyó usted hasta aquí, se dará cuenta que ni tan porno ni para tanto (dijera Shakespeare). Claro que el asunto es completamente personal y hay muchos más momentos que merecen estar en esta lista, pero la memoria no da para más, por lo pronto. Ya la actualizaré. Bienvenidos a mi Sección Porno.

5 comentarios:

Diezmartinez dijo...

Buena antología, indeed. Y una disculpa por la promesa no cumplida de la sección "porno", pero eso fue idea de mi editor, Héctor Mendieta. Y es que, como buen editor, a Héctor le sobran buenas ideas... pero quiere que otros las hagan.

Joel Meza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joel Meza dijo...

(Chin, no sé qué le piqué y borré el comentario.)
Decía que lo más que me llegó a pasar es que me mandaron a ver una de Van Damme. Supongo que califica como porno, ya que el bato, fiel a su costumbre, enseñó las nalgas.

Carl Zand dijo...

Faltó solamente la escena de Laura Harring Besando a Naomi Watts en la Mulholland Dr. lynchiana. ¿No? Si no les gusta, se chingan igual. Saludos.

Joel Meza dijo...

Una cosa es que Lynch haga porquerías y otra es Mullholland Drive... aunque lo digo de oídas, porque has de saber, Carlos, que no la he visto (cortesía de la versión mochada -full screen- del DVD región 4). Ya que me decida a ver el DVD región 1 te cuento y agrego la escena a mi lista porno.
Feliz año.